El pasado 31 de octubre se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma a la legislación en materia de telecomunicaciones y radiodifusión que precisa aspectos relevantes relacionados con la publicidad oculta en los programas y los derechos de las audiencias.

En concreto, son de gran interés las reformas al artículo 256, el cual establece que el servicio público de radiodifusión de interés general deberá prestarse en condiciones de competencia y calidad, a efecto de satisfacer los derechos de las audiencias, para lo cual, por medio de sus transmisiones brindará los beneficios de la cultura preservando la pluralidad y la veracidad de la información, además de fomentar los valores de la identidad nacional.

Entre los derechos de las audiencias previstos en ese artículo, refiere ahora la fracción IV tras la reforma que los concesionarios deben abstenerse de transmitir publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa. Se entenderá que se transmite publicidad o propaganda como información periodística o noticiosa cuando un concesionario inserta dentro de su programación informativa un análisis o comentario editorial cuyo tiempo de transmisión ha sido contratado por un anunciante, sin que tal circunstancia se haga del conocimiento de la audiencia.

Esto es una conducta habitual de los medios de comunicación, que presentan publicidad encubierta u oculta en sus contenidos, lo que al final resulta un engaño a la audiencia. Esto debe evitarse a partir de ahora.

Archivo

« Octubre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31