Mínimas, las ganancias en Semana Santa para vendedores de boletos Foto: Hervey Valencia

Mínimas, las ganancias en Semana Santa para vendedores de boletos

Escrito por  Héctor Briseño Abr 02, 2018

“Turistas que viajan a Acapulco gustan de regatear precios de paseos en embarcaciones”

Propietarios de barcos han sacado adelante sus negocios en base a promociones y descuentos, dicen

Las regalías para los trabajadores son exiguas; he sacado 200 pesos, se queja Francisco López Ávila


Promotores y vendedores de boletos para viajes en embarcaciones de recreo de la bahía de Acapulco, subrayaron que las ganancias durante el periodo vacacional de la Semana Santa han sido mínimas, pues el turista que viaja al puerto durante estos días, principalmente provenientes del centro del país, gusta de regatear los precios de los paseos y todo tipo de servicios.

El malecón del Zócalo lució transitado la mayor parte de la mañana del domingo, donde se encuentra el muelle de yates de recreo, aunque promotores turísticos advirtieron que las ganancias durante esta Semana Santa fueron menores que el año pasado.

Prestadores de servicios expresaron que propietarios de embarcaciones han sacado adelante sus negocios en base a promociones y descuentos, pero las regalías para los trabajadores son exiguas. Don Francisco López Ávila, quien cuenta con 80 años de edad, lamentó que “he sacado 200 pesos desde las 6 de la mañana y eso  que es domingo; vivo hasta La Venta, entonces a eso hay quitarle los 30 pesos de pasaje, ¿qué me gano?”.

López Ávila, quien forma parte de la Unión Libre de Agentes de yates y lanchas de recreo de Acapulco, integrada por 25 trabajadores, sostuvo que autoridades municipales y estatales poco o nada hacen por mejorar las condiciones turísticas del destino.

Recalcó que “el turismo viene porque tiene ganas de venir”. Sin embargo, expresó que “los turista de Semana Santa no gasta casi nada, no hay dinero, nosotros apenas sacamos para la comida”.

Explicó que los boletos para un paseo común por la bahía cuestan 310 pesos, pero los tienen que ofrecer en 250. Señaló que “de 75 pesos de comisión, ahora solo ganamos 25”.

López Ávila recordó que “yo trabajaba en Caleta desde que el costo del paseo era de 30 centavos, ahora no le ganamos nada, toda la ganancia queda para la taquilla”.

Agregó que “unos turistas querían ofrecer solo mil pesos por la renta de un yate, cuando normalmente cuesta 2 mil pesos, apenas y para el diesel, todo regatean”.

Otro vendedor de boletos, don Jorge Esquivel, recalcó que “nos fue mejor en 2017, la gente viene muy gastada, para salir adelante tuvimos que hacer muchos descuentos, los patrones tuvieron que regalar muchos boletos”.