No reabrió 70% de negocios en el estado tras la reapertura, señala empresario Foto: Especial

No reabrió 70% de negocios en el estado tras la reapertura, señala empresario

Escrito por  Abigail Perezcano Jul 28, 2020

Es posible que una mayoría no vuelva a abrir, por la falta de apoyo gubernamental

No pueden hacerlo por la falta de recursos económicos para compra de insumos tras el cierre, asevera


El presidente del Grupo Empresarial Guerrero, Pascual Romero García, dijo que en el estado 70 por ciento de los negocios no ha reabierto tras el paro de actividades productivas por la pandemia de Covid-19.

Señaló que a pesar de la reapertura de actividades económicas, muchos negocios de la entidad no pueden reabrir por la falta de recursos económicos para comprar insumos y advirtió que podrían cerrar de forma definitiva.

En entrevista, reprochó la falta de apoyos por parte de los tres niveles de gobierno a la clase empresarial y ciudadanos de Guerrero ante la contingencia sanitaria.

Aseveró que desde abril, y hasta la fecha, muchos empresarios no han recibido ningún tipo de apoyo económico o estímulo para poder sobrellevar el paro de actividades productivas. “A partir de abril, mes en que inició esta pandemia del Covid-19, y hasta la fecha, el gobierno en sus tres niveles no ha apoyado tanto a la clase empresarial como a todos y cada uno de los ciudadanos que radicamos en el estado de Guerrero. Creo que para todos fue algo difícil en virtud de no contener la economía para poder subsistir con ello. A la fecha y a pesar de todo ello, jamás han otorgado algún estímulo o algún préstamo para que los empresarios puedan reabrir su negocio, puesto que solamente de esa manera se podrían volver a reabrir los negocios. Con esto dio pauta a que únicamente el 30 por ciento de los negocios reabrieron, el otro 70 por ciento hasta la fecha, y por falta de economía, no lo ha hecho y creo que no lo volverá a hacer”, expuso.

Pascual Romero agregó que desde que cambió a color naranja el semáforo epidemiológico en Guerrero, muchos ciudadanos tuvieron que volver a salir a trabajar a pesar de que la pandemia continúa, precisamente por la falta de apoyo de los gobiernos. “A partir del mes de julio, fecha en que supuestamente cambió el semáforo rojo al naranja los ciudadanos se vieron obligados a salir de sus hogares para poder conseguir un poquito de economía para subsistir, cosa que al gobierno en sus tres niveles no le restó ninguna importancia, puesto que a la fecha y a pesar de todo ello jamás ha otorgado algún estímulo, algún préstamo o alguna cuestión económica para que los empresarios puedan reabrir su negocio, puesto que solamente de esa manera se podrían volver a reabrir los negocios”, aseveró.