Imprimir esta página
Al borde de la desesperación vive un mesero de ramadas del río en Tecpan Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Al borde de la desesperación vive un mesero de ramadas del río en Tecpan

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano May 28, 2020

Sigue sin poder llevar dinero a su casa, pues tampoco hay trabajo en otros oficios


Tecpan, 27 de mayo. Desde que se ordenó el cierre de las ramadas ubicadas a la orilla del río en Tecpan, como parte de las medidas de prevención en contra del Covid-19, Bryan Mata Navarrete dejó de trabajar de mesero y hasta ahora sigue sin poder llevar dinero a su casa, pues tampoco ha encontrado lugar en otros empleos, como trabajo en el campo o la albañilería, pues también se encuentran detenidas a causa de la pandemia.

El caso de Bryan es similar al de los más de 150 trabajadores que laboraban en las ramadas establecidas a la orilla del río en Tecpan, los cuales, fueron dados de baja de los establecimientos porque sus propietarios tuvieron que cerrar como parte de las medidas preventivas para evitar contagios de coronavirus entre la población.

El joven de 19 años contó que como mesero ganaba 200 pesos diarios más propinas, y que cuando fue dado de baja y se metió a la albañilería ganaba 600 pesos a la semana, cien pesos más que lo que ganó de peón en una huerta en la cosecha de coco, “pero hoy estoy sin trabajo porque ya no hay ni en las huertas, ni con los albañiles, porque todo está parado”, manifestó.

Todos, absolutamente todos, han sido olvidados por el gobierno federal, pues ninguno ha recibido una ayuda ni de parte de la Federación ni del gobierno del estado, cuando en este momento, son los que más requieren de la ayuda, porque son las personas que han sido más afectadas por la contingencia sanitaria, aseguró José Fierro Mesino, representante de los enrramaderos de Tecpan.

De acuerdo con cifras de las autoridades, en Guerrero más de 250 mil empleos directos e indirectos vinculados al sector turístico se han visto afectados económicamente por la emergencia sanitaria del Covid-19.

Cuando comenzó la contingencia, “las autoridades nos indicaron que solamente podríamos vender alimentos para llevar o entregar a domicilio, pero después de varios días nos dijeron que cerráramos definitivamente. De eso hace más de dos meses, en los que las cosas se han puesto muy difíciles para nosotros porque somos gente que vive al día, es decir, que sobrevive de las ganancias que a diario cae en los negocios”, indicó Fierro Mesino.

Abundó que sólo en la cabecera municipal fueron afectadas más de 150 familias por las medidas decretadas para evitar contagios de Covid-19, ya que los que fungen como pilares de éstas se quedaron sin trabajo porque los negocios cerraron, y hoy, añadió, están desesperados y endeudados porque tienen que pedir prestado para sostener sus hogares.

Tanto Byan Mata como José Fierro llamaron a las autoridades del gobierno federal para que tomen en cuenta a los trabajadores del sector turístico de Tecpan que se quedaron sin empleo por la pandemia, “ya sea para que les manden una despensa o apoyos económicos, que por cierto anunció el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero que hasta el momento no se ve claro para cuándo llegarán”, reprochó el enrramadero.

Mientras pasa la contingencia, Bryan pasa el tiempo regando el patio de la ramada para que esta se mantenga fresca y lista para cuando regresen los clientes.