La venta de cubre bocas rescata la economía de desempleados en Azueta Foto: Hercilia Castro

La venta de cubre bocas rescata la economía de desempleados en Azueta

Escrito por  Hercilia Castro May 08, 2020

Ayuda a paliar la crisis por la pandemia, aseveran afectados


Zihuatanejo, 7 de mayo. Personas que perdieron su trabajo por el Covid-19 y se han visto afectados económicamente han tenido ingresos a la venta de cubre bocas, aditamento recomendado como medida sanitaria en algunos estados.

Ante la pérdida de su empleo y la falta de apoyos sociales como despensas o cocinas comunitarias, o los créditos blandos que decretó el gobernador Héctor Astudillo Flores en la Gaceta Oficial del Estado el 30 de marzo, para paliar la crisis por la pandemia del Covid-19, muchas personas han optado por vender cubre bocas y gel antibacterial.

Hay, de todos los precios, desde 15 hasta los más caros que tienen un costo de 50. Hay de todos los diseños, los Avengers, Batman, Hombre Araña, atigrados, con caras de perro buldog, con diseño de la hoja de la marihuana, o del Che Guevara. Los hay desde color negro hasta amarillo neón, rojos y unos que asemejan ser de piel, y se venden, más que por necesidad, por moda.

Humberto Efraín tiene 54 años, dice que desde hace más de un mes estuvo sin trabajo y ya se le acabaron sus ahorros, de él dependen cinco personas, esposa e hijos. Por eso, decidió entrarle al nuevo negocio. Vende fuera del mercado.

“Yo era fotógrafo en la playa, perdí mi trabajo porque ya ve que no hubo semana santa, este es mi primer día que vendo cubre bocas, y sí va saliendo”, comenta.

Expresa, que los accesorios los están trayendo de la Ciudad de México y se admira de que “Vea la paciencia de los diseños, eso no puede ser en serie, mire qué bonitos”, mientras se acerca una señora y su esposo a comprarle unos de 35 pesos.

Una calle antes, Rafael García dice que tiene cubre bocas desde 35 a 40 pesos, ve que la reportera toma la foto y dice “ya me quieres copiar el negocio”, trabajaba de mesero en Playa Linda, y ahora por la contingencia vende cubre bocas.

María vende también desde 25 a 50 pesos los cubre bocas, atigrados, coloridos, floreados, de tela sencilla o nailon, dice que antes vendía fruta, pero ahora vender el accesorio le está dando ingresos para la comida de sus hijos.

Tiene un cubre bocas del Che, con fondo blanco, “¿ya no tienes de más colores?, preguntamos.

“Uh! No manita, ya es el último, esos se acabaron rapidísimo”, contesta con una sonrisa. Y es que, quién se resiste a usar de moda al guerrillero, es tendencia y hace verse “revolucionario”. El costo, 40 pesos.

En algunas tiendas de ropa semi abiertas ese es el principal negocio, en otros lados el gel antibacterial, un litro, anda en 180 pesos. Un galón sale en 580 pesos, eso donde venden productos de limpieza.

Pero mientras más negocios de ropa, comida, fondas, taquerías, vendedoras de fruta, comienzan a vencerse por las bajas ventas, los cubre bocas, están siendo vendidos como si fueran bolillos con relleno.