Cierran las sucursales de Liverpool y Suburbia en Acapulco ante la pandemia Foto: Hervey Valencia Brito

Cierran las sucursales de Liverpool y Suburbia en Acapulco ante la pandemia

Escrito por  Abigail Perezcano y Raymundo Ruiz Avilés Abr 01, 2020

Suspenden las actividades comerciales en el centro de Taxco


Las sucursales de Liverpool y Suburbia en Acapulco cerraron a partir de ayer ante la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Ambas tiendas departamentales dieron a conocer que el cierre de sucursales es a nivel nacional, por disposición de la Secretaría de Salud federal y que permanecerán así hasta nuevo aviso.

En la sucursal de Liverpool ubicada en el interior de Galerías Acapulco, se observó que fue pegado un documento en el que informaron a sus clientes sobre la disposición.

“En Liverpool siempre pensamos en el bienestar y la seguridad de nuestros clientes y colaboradores. Por ello, ante el contexto actual de salud, en línea con las medidas anunciadas por las autoridades, cerraremos nuestras tiendas físicas a nivel nacional hasta que las condiciones sean ideales para seguir con las actividades de manera habitual. Esta medida aplicará a partir del 31 de marzo y hasta nuevo aviso para todas nuestras tiendas Liverpool”, se leyó.

La sucursal de Suburbia, ubicada en multiplaza Las Palmas, en la zona Diamante, también anunció a sus clientes sobre esta medida.

Ambas tiendas departamentales pusieron a disposición de los clientes sus tiendas en línea y sus aplicaciones móviles para seguir otorgando el servicio.

La tienda Liverpool afirmó que en los repartos a domicilio cumplirán con todos los protocolos de seguridad, a fin de salvaguardar la salud de empleados y clientes.

Los cierres de estas reconocidas tiendas departamentales se suman a los cierres de bares, centros nocturnos, cines y gimnasios en Acapulco, como parte de las medidas para prevenir contagios de Covid-19.

Están más vacías que de costumbre las calles de la ciudad platera

En Taxco, tras el registro de los dos primeros casos de Coronavirus en Taxco, varios comercios especialmente del primer cuadro de la ciudad cerraron sus puertas, mientras que en el mercado municipal Tetitlán se acordó suspender las actividades comerciales de los niveles de ropa y calzado.

Las calles lucieron más vacías que de costumbre, incluso el flujo vehicular disminuyó y solo se vio a un menor número de vehículos privados circulando por la ciudad. Mientras que el transporte público continuó, pero más pausado.

Las vialidades desde hace días se han visto más libres, sobre todo al empezar a caer la noche. La aparición de los dos primeros casos del Covid-19, ocasionó también pánico y reflexión al mismo tiempo entre la población. Las redes sociales sirvieron para hacer una catarsis de emociones y sentimientos que se plasmaron para bien y mal.

En tanto, la vida de la ciudad continuó con ciertas diferencias; los comercios del primer cuadro de la ciudad especialmente dedicados a la venta de plata, muchos de ellos estuvieron cerrados al público.

En el centro, a diferencia del lunes, no se notó turismo; los informadores turísticos permanecieron en grupos esperando la llegada da algunos visitantes. La plaza Borda lució vacía, lo mismo que la plaza de Mariano Bernal. En las calles se notó la presencia de algunas personas apuradas algunas con cubrebocas y otras preocupadas realizaron sus actividades necesarias.

En el mercado municipal Teti tlán, los locatarios acordaron que a partir de este día las naves de calzado y ropa quedarían cerradas, lo mismo que otro tipo de comercios ubicados en este edificio. Incluso algunos de los accesos estuvieron cerrados y se dieron indicaciones por las áreas que permanecerían abiertas para ingresar a la central de abastos.

Los mismos locatarios realizaron filtros al ingreso del mercado, para seguir con las acciones de prevención de la enfermedad.

En la ciudad desde la semana pasada se instalaron cuatro comedores comunitarios privados, y uno de gobierno, los cuales han estado apoyando a las personas de escasos recursos económicos que se han visto afectados por el Covid-19 y no cuentan con recursos para la alimentación.

Por varios lados se menciona todavía el problema de las dos personas infectadas y la nostalgia cada vez va absorbiendo a las familias que están a sana distancia y que han decidido quedarse en sus casas, mientras pasa la cuarentena.