Imprimir esta página
No se privatiza el parque Papagayo, afirman el gobernador y la alcaldesa Foto: Raúl Aguirre

No se privatiza el parque Papagayo, afirman el gobernador y la alcaldesa

Escrito por  Abigail Perezcano y Patricia Rumbo Ene 07, 2020

Arrendatarios demandan al gobierno estatal que presente proyecto de remodelación

Por separado, Astudillo enfatizó que no se cortará ningún árbol; protestas vienen de locatarios, dice

Mientras que Adela Román señala que la falta de información ha generado rumores sin sustento


El gobernador Héctor Astudillo Flores y la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, afirmaron que no se privatizará el Parque Papagayo ante la remodelación de este centro recreativo que llevará a cabo la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Por separado, el mandatario estatal enfatizó que tampoco se cortarán los árboles del parque, y señaló que en este tema se ha generado un mitote por la falta de información sobre el proyecto de remodelación, mientras que la alcaldesa coincidió en que la falta de información ha ocasionado las inconformidades y manifestaciones ciudadanas contra este proyecto, mismas que calificó de indebidas.

En conferencia de prensa tras un desayuno con representantes de medios de comunicación, el gobernador aseveró que las protestas contra el proyecto de la Sedatu también se han generado porque hay quienes ven afectados sus intereses ante la remodelación del parque Papagayo. “Nadie en su sano juicio puede privatizar el parque Papagayo, y nadie en su sano juicio puede dedicarse a cortar los árboles del parque Papagayo; yo lo que creo es que ahí hay una afectación de intereses de algunos que no quieren cerrar el parque Papagayo, porque han vivido del parque Papagayo. Entonces lo que podemos hacer es revisar cada uno de los contratos de todos los negocios que hay dentro del parque”.

Aseveró que “los que están adentro (del parque) son los que están moviendo (las manifestaciones)” y enfatizó que los espacios del parque Papagayo son para servicio de la población, “no para hacerlo pedacitos y rentarlo... y yo creo que es un buen momento para aprovechar y hacer una auténtica limpia y que el parque Papagayo quede al servicio del pueblo de Acapulco y que se mejore”.

Astudillo Flores pidió a los representantes de medios de comunicación ayudar a aclarar este tema; “para que no haya confusión de marchitas y todo eso, les pido me ayuden a que quede muy claro; ni privatizarlo ni cortar un árbol”.

Advirtió que “nosotros no nos vamos a poner en manos de los del parque Papagayo ni en manos de nadie en particular” y recalcó que “se está haciendo un mitote” sobre el tema, porque “se están diciendo cosas que no son reales” ante la falta de información.

Por su parte, Román Ocampo tras celebrar también un desayuno con reporteros con motivo del Día del Periodista, adelantó que el sábado visitará el puerto la subsecretaria de Sedatu, Carina Arvizu Machado, para aclarar a cuerpos colegiados y representantes de la sociedad civil las dudas sobre este proyecto.

Añadió que la Sedatu tampoco desalojará el ayuntamiento del parque Papagayo porque aún está en observación la obra del edificio del ayuntamiento del Centro.

“Lamentablemente vivimos en el país de la rumorología, muchas veces la gente sin tener la información empiezan a decir cosas que no saben, que van a tumbar los árboles, que va a haber un ecocidio... un sinnúmero de cosas que ni siquiera han pasado por la mente de quienes elaboraron el proyecto”.

Enfatizó que los servicios que se ofrecen en el parque Papagayo de por sí son privados, y criticó que actualmente este centro recreativo está convertido en un “mercado de quinta. Casi todos los servicios que se prestan en el parque son privados: los restaurantes, el fútbol, la alberca, todo está concesionado, y lamentablemente en aras de ganar dinero las administraciones que ha tenido el parque se fue convirtiendo en un mercado, en un mercado de quinta o de séptima hasta convertirlo en un tendedero público donde la gente exponía su ropa”.

Afirmó que el proyecto del parque está en manos de gente experta y convocó a los ciudadanos inconformes con el proyecto a asistir a la conferencia que ofrecerá la subsecretaria de la Sedatu. “Yo creo que es indebido que se manifiesten antes de tener la información porque uno de los principales acuerdos que tomamos fue que se le informaría a la sociedad”.

Marchan para exigir claridad

Locatarios, instructores, ambientalistas y animalistas marcharon para solicitar al gobierno del estado la presentación del proyecto de remodelación del parque Papagayo, que el área no se cierre al público por los trabajos y un alto al maltrato y abandono animal.

Alrededor de 50 personas se reunieron desde las 9 de la mañana de este lunes frente a la Diana Cazadora para avanzar por dos carriles de la avenida Miguel Alemán en dirección al ayuntamiento de Acapulco, en la avenida Cuauhtémoc, y posteriormente a las oficinas centrales del área verde.

El secretario de la Unión de Concesionarios y Arrendatarios Papagayo, José Feliciano Hernández, dijo al iniciar la caminata que “está por cerrarse el parque y no han mostrado planos ni maquetas, no han informado, hemos estado en reuniones y sólo nos dicen que nos esperemos porque actualmente no hay nada”.

Explicó que la administración del parque avisó a los 80 inquilinos que tienen del siete al 17 de enero para sacar sus cosas.

Mencionó que el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (Sduopyot) de Guerrero, Rafael Navarrete Quezada, sólo les dice que se van a poner unos quioscos y restaurantes.

Expresó que el grupo está preocupado por la ecología también porque los directivos les han dado a conocer que se van a talar más de mil árboles.

El representante de la comisión de comunicación del movimiento para la defensa para el parque Papagayo, Carlos Zubillaga Ríos, expuso que “la sociedad tiene derechos, los arrendatarios tienen derechos, la gente que hace yoga o zumba igual, todos hicimos el trato de defender al medio ambiente y a los animales, de conservar este territorio de paz”.

Indicó que es el deber de las autoridades estatales es aclarar, no omitir datos, asimismo transparentar el uso de los 300 millones de pesos destinados a la rehabilitación porque al no hacerlo han provocado que se generen rumores de las creaciones de un estadio o una Disneylandia que dejarían al margen a los trabajadores más antiguos del parque.