Con marcha, pobladores piden paz para Zirándaro y regresar a sus casas Foto: Dassaev Téllez Adame

Con marcha, pobladores piden paz para Zirándaro y regresar a sus casas

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Dic 08, 2019

Desde el 10 de noviembre se desató la violencia, denuncia alcalde


Zirándaro, 8 de diciembre. Más de mil personas realizaron una Marcha por la Paz en la localidad de Zirándaro, dado que desde el pasado 10 de noviembre la delincuencia organizada ha desatado una ola de violencia en este municipio.

El alcalde Gregorio Portillo Mendoza, durante su discurso, dijo que desde el mes de abril dejó de acudir a las reuniones de la Mesa Regional de Coordinación para la Paz, dado que no se trata el tema de la inseguridad, y sólo se enfocan en los servidores de la Nación, además de que últimamente, por la inseguridad y el difícil traslado hacia el 34to Batallón de Infantería, en Ciudad Altamirano, el cual está ubicado a dos horas de su municipio, le es imposible viajar; pero, adelantó que en próximas fechas reanudará sus participaciones, y pedirá a los representantes del gobierno federal y de la Guardia Nacional se instale un dispositivo permanente en este municipio, donde actualmente solo se cuenta con 60 efectivos de la Guardia Nacional para proteger más de 400 comunidades.

Además de que, derivado de los hechos violentos que se han suscitado en el municipio de Zirándaro, el blindaje por parte del Ejército Mexicano continúa, para los ciudadanos de la cabecera municipal se está volviendo muy común ver convoyes militares y policiacos.

Desde las nueve de la mañana de este viernes, el contingente de ciudadanos, encabezados por el presidente municipal, se concentró en la entrada de la población, desde niños hasta adultos mayores, llegaron portando globos y vestimenta de color blanco.

También portaban lonas y pancartas donde pedían la paz para el municipio, la cual, está arraigada desde hace 10 años, pero en los últimos meses, la disputa de al menos 6 grupos delincuenciales diferentes, quienes se pelean el poder de control del municipio.

En las lonas y pancartas se leían leyendas como “Queremos regresar a nuestros hogares”, “Zirándaro pide paz”, “Terminemos la Guerra, construyamos la Paz”, “Con violencia perdemos todos”, “Ya no más desplazados”, “Unidos por la Paz”, entre otras.

El recorrido duró poco más de una hora, y concluyó en la plaza municipal, donde se instaló un templete para realizar un mitin.

Mientras que el representante de la Asociación Ganadera del municipio arremetió contra las corporaciones policiacas, de quienes, dijo, sólo están ayudando a los ganaderos a sacar sus cabezas de las comunidades para “malbaratarlas” y con ello hunden la economía del municipio.

Posteriormente, en entrevista, el alcalde Gregorio Portillo confirmó que, su inasistencia a las reuniones de la Mesa Regional de Coordinación para la Construcción de la Paz, se debe porque no se tratan los temas de seguridad y violencia, luego de haber iniciado la ola de violencia, la cual se desató desde el pasado 10 de noviembre, decidió seguir faltando por el temor por sufrir una agresión en el traslado hasta Ciudad Altamirano, ya que son dos horas para trasladarse hasta el cuartel militar, que es donde se llevan a cabo las reuniones, esto a pesar de que la Federación le ha asignado seguridad personal.

Pero, gracias al respaldo de la Federación y a que, al menos en la cabecera municipal, la violencia se ha tranquilizado; en próximos días regresará a estas reuniones para poder exponer la situación que se vive en este municipio, dado que en estas reuniones el tema que prevalecía era el de los servidores de la Nación, a pesar de que en estas “mesas” se encuentran representantes de todas las instituciones de seguridad.

Antes de finalizar, declaró que tiene conocimiento de que en una de las localidades se han registrado tres días continuos de enfrentamiento, pero sin que hasta el momento se pueda hacer algo.

“Recibo muchas llamadas de auxilio, pero hasta ya me da pena contestarles, porque no puedo ofrecerles alguna ayuda, no tenemos el personal armado necesario para apoyarlos”, finalizó.

Cabe señalar que, también, explicó que en los últimos 10 años, tiempo que llevan sufriendo por la violencia, al menos  10 mil personas se han desplazado por la inseguridad, resaltando la comunidad de Guayameo, donde se tiene registrada la mayor cantidad de desplazados, siendo que ya solo tiene el 40 por ciento de su población.

Mientras que en la cabecera municipal la población bajó un 25 por ciento.