Por violencia, seis pueblos de dos municipios calentanos se han despoblado: alcaldes Foto: Jesús Pintor

Por violencia, seis pueblos de dos municipios calentanos se han despoblado: alcaldes

Escrito por  Jesús Pintor Nov 14, 2019

Las ventas han disminuido en Ciudad Altamirano, a consecuencia de este problema

Tanto en Zirándaro como en Coyuca de Catalán, ha habido desplazamiento forzado de pobladores, dicen


Coyuca de Catalán, 13 de noviembre. Cuando menos seis comunidades de Zirándaro y Coyuca de Catalán, ubicados en la parte limítrofe de la zona de conflicto, se han despoblado paulatinamente en cantidades masivas, indicaron por separado autoridades de ambos municipios.

La situación que lleva más de dos meses, ha repercutido financieramente para la Tierra Caliente de Guerrero, pues parte de los desplazados se han refugiado en Huetamo, Michoacán, y han dejado de comprar en consecuencia, en Ciudad Altamirano, por lo que las ventas han disminuido de manera gradual y sustantivamente, explicaron.

Por la parte de Coyuca de Catalán, los poblados de Ciénega de Arriba y Ciénega de Abajo, indicó el asesor administrativo municipal, Rafael Higuera Sandoval, tienen ya tiempo desplazándose pero “solo la gente de mal”, pues los ciudadanos que trabajan honradamente allí se han mantenido, aunque reconoció que sólo la gente de avanzada edad es la que actualmente habitan los pueblos mencionados.

Es una zona muy difícil de ingresar y de salir, dijo Higuera Sandoval, por lo que los que han emigrado ya no han vuelto en el área donde vivían cerca de 400 habitantes, y detalló el también ex alcalde coyuquense, que el edil Eusebio Echeverría Tabares, ha mostrado mucha disponibilidad de ayuda a la gente que se ha movido de allí, y en efecto, dijo “las ventas de Ciudad Altamirano han bajado, a nosotros apenas nos afecta pues somos paso”.

Hasta hace poco tiempo en las comunidades de las Ciénegas, explicó Higuera Sandoval, habían 30 familias aún, y ya se han salido varias, pero, atajó “nosotros no tenemos problemas, los antecedentes es de que hay broncas pero del lado de Zirándaro, allí está el conflicto”, y en el caso de las ventas mermadas, se han dado por el intercambio que se suspendió entre Zirándaro y Ciudad Altamirano “acá no tenemos ese impacto”.

Y si bien tiene más localidades despobladas a consecuencia de la violencia en Zirándaro, para el alcalde, Gregorio Portillo Mendoza, son cuatro comunidades, luego del ataque en San Rafael, de donde se han manejado en los medios de comunicación, fueron asesinadas 14 personas, como resultado de un enfrentamiento entre grupos de civiles armados.

Ahora el movimiento comercial de Zirándaro, se abrió de manera más formal y voluminosa, con Huetamo, Michoacán, pues entre otros asuntos, no se permite el libre tránsito hacia Ciudad Altamirano, se ha cancelado el intercambio comercial, un tema que se ha resentido en Ciudad Altamirano, explicaron algunos comerciantes.

Para 2020, dijo Portillo Mendoza, se avizora un panorama “no muy alentador”, pues la región  ha sufrido el azote de la violencia, “la gente está saliendo de sus comunidades, el comercio se está viendo afectado, es una realidad ineludible, los gobiernos municipales ante esa realidad, tenemos que ingeniárnosla”.

Portillo Mendoza informó que en Zirándaro, al menos en cuatro comunidades, varias familias han abandonado sus pueblos y se han refugiado en Huetamo, Michoacán,  aunque de acuerdo con Gobernación estatal, “hay más comunidades que han desalojado”; abundó el edil zirandarense que se ha comunicado con su par de Huetamo.