Protestan docentes sindicalizados contra director del ITA en un foro académico Foto: Especial

Protestan docentes sindicalizados contra director del ITA en un foro académico

Escrito por  Héctor Briseño y Misael Damián Oct 10, 2019

Se quejan en el Conalep de Ometepec por comida en mal estado


Docentes sindicalizados del Instituto Tecnológico de Acapulco (ITA), irrumpieron en la ceremonia de inauguración del foro académico efectuado con motivo del 44 aniversario de la escuela en el salón Cholula del Centro Internacional Acapulco, para exigir la destitución del director del plantel, Salvador Herrera Soriano, a quien acusaron principalmente de tomar decisiones que violentan acuerdos logrados en años anteriores con el sindicato.

Cuando Herrera Soriano pronunciaba su discurso inaugural, un grupo de profesores inconformes interrumpió la ceremonia, donde gritaron consignas y mostraron dos grandes pancartas.

Al grito de: “¡fuera, fuera, fuera!”, los profesores mostraron las pancartas, una de ellas con el mensaje: “Salvador Herrera Soriano, los trabajadores desconocemos al oportunista que quieres imponer como subdirector administrativo para cubrir tu dudosa administración”; así como otra en la que acusaron al director del ITA de soberbio, déspota y autoritario.

La protesta se prolongó alrededor de tres minutos y medio. Posteriormente iniciaron las conferencias magistrales sin contratiempos.

En representación de la delegación sindical D5-13 de la sección 61 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el docente Antonio Benítez Rivera, portavoz del movimiento sindical del ITA, explicó que “desde la llegada del director Salvador Herrera Soriano, en mayo pasado, ha realizado acciones internas, en la administración, y externas, que han afectado a la base trabajadora, no han sido de beneficio para el Instituto Tecnológico de Acapulco”.

Indicó que debido a ello, el pasado 3 de octubre, en asamblea, la base trabajadora determinó hacer un paro de brazos caídos el 4 de octubre, para manifestar su rechazo contra las acciones del director, y exigir su salida del ITA.

Posteriormente, añadió Benítez Rivera, Salvador Herrera se reunió grupos internos de su alma mater, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), quienes fueron contratados para dar clases en el Tecnológico.

Sostuvo que en el movimiento participa toda la base trabajadora, integrada por aproximadamente 250 personas.

Subrayó que “somos respetuosos de estudiantes, por eso dejamos seguir el foro. El director no ha respetado acuerdos con el sindicato para contratación de nuevo personal. El nuevo personal que ya está contratando es recomendado por lo grupos que él ha fomentado y que no cumplen con perfil para dar las clases”.

Benítez Rivera advirtió que “el director se ha negado a participar con la delegación sindical, en muchas ocasiones el sindicato ha recurrido a su oficina para manifestar esas malas acciones en que ha incurrido día con día, pero él aseguró que todas las acciones que tomará es por su libre albedrío, y que no va a considerar a nadie más, de tal motivo que al sindicato del tecnológico de Acapulco lo hizo a un lado”.

Toman el Conalep de Ometepec

Desde el inicio del ciclo escolar alumnos de esta escuela se han quejado ante la directora, Marcela López Timoteo, por la comida en mal estado que brinda la cafetería, pero esta ha hecho caso omiso al problema, uno de las últimas promesas que hizo la directora fue que el miércoles ya estarían con nuevas comidas, pero la comida dañada se volvió a dar, lo que obligó a los alumnos organizarse y cerrar las puertas de la escuela este miércoles a primera hora.

Los alumnos señalan que la directora se ha negado a cambiar a la persona que se encarga de venderles la comida, y de sus quejas, solo los ha llevado de promesa en promesa de que van a mejorar la comida, incluso les prometió –con tal que ya no ser quejaran– que al final de cada mes la cafetería rifaría unos regalos para alumnos por comprarle, incumplió con los regalos igual como con mejorar la alimentación que les vende.

Entre estudiantes y algunos padres de familia se comenta que la cafetería es de un familiar de Marcela López, que por ello no ha intervenido, mientras otros señalan que es de ella.