Se fortalece la legítima defensa, indica arzobispo de Acapulco Foto: Raúl Aguirre

Se fortalece la legítima defensa, indica arzobispo de Acapulco

Escrito por  Héctor Briseño, Abigail Perezcano y Dassaev Téllez Adame Oct 07, 2019

Con esta reforma podrían aumentar los homicidios, señala el alcalde de Chilpancingo

Remarca Leopoldo González González que sólo se debe usar la fuerza necesaria, sin llegar a matar

Califica la munícipe de Acapulco, Adela Román Ocampo, como drástica la medida, pero necesaria


El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, señaló que la reciente reforma al Código Penal del estado de Guerrero, es para fortalecer la legítima defensa ante el riesgo de una agresión a la propia vida o de un familiar, no para matar.

Reflexionó que en la legítima defensa, sólo se debe usar la fuerza necesaria.

El jueves pasado, el Congreso local aprobó en el estado de Guerrero que la lesión o muerte de un agresor en legítima defensa no se considerará delito cuando esté en riesgo la propia vida, la de un familiar, o cuando el agresor ingrese a una propiedad, al reformar el artículo 31 del Código Penal de la entidad.

En la conferencia de prensa dominical, el arzobispo de Acapulco manifestó que toda persona tiene el derecho de defender su vida, su integridad y sus bienes, y los de aquellas personas que han sido confiadas a su cuidado.

Sin embargo, González González señaló que “si el delincuente ya ha sido reducido a impotencia no es lícito, no es humano agredirlo, eso ha de quedar claro en cualquier legislación, no se trata de permitir matar, si no de fortalecer el derecho de legítima defensa en el que ha de emplearse sólo la fuerza necesaria”.

Enfatizó que “como personas, miembros de la gran familia humana, cada uno hemos sido confiados al cuidado de los demás, de manera que toda persona tiene el derecho de legítima defensa ante un injusto agresor, para cuidar de sí y cuidar del prójimo”.

González González recalcó que “bien comprendemos que para las personas constituidas en autoridad, no solo es un derecho, sino una gran grave obligación, detener toda injusta agresión contra una persona y reducir al delincuente a una situación en la que ya no pueda seguir haciendo daño, recapacite y se arrepienta de su mala conducta, pueda luego reintegrarse a la sociedad como un bien ciudadano”.

Sin embargo, puntualizó que “el derecho que nos asiste es a defendernos del delincuente, no a matarlo, defendernos ha de ser lo que se ha de intentar para retener la agresión, se ha de emplear la fuerza necesaria”.

El arzobispo de Acapulco señaló que por desgracia sucede que la necesidad de evitar que el agresor cause daño, conlleva a veces a su eliminación, en esta hipótesis, mencionó, el resultado mortal se ha de atribuir al mismo agresor que se ha expuesto con su acción, pero no era su muerte lo que se intentaba, sino la defensa de la propia vida o la de otra persona.

Drástica pero necesaria: Adela Román

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, calificó de drástica pero necesaria a la ley sobre legítima defensa que aprobaron los diputados locales.

Destacó que la legítima defensa dará a los guerrerenses la oportunidad de defenderse cuando alguien quiera atentar contra su vida o la de sus familiares.

Entrevistada por reporteros, Román Ocampo enfatizó que no había leído aún la ley aprobada por los legisladores; pero remarcó que está totalmente a favor de la legítima defensa. “Es drástica, pero creo que necesaria. Habría que leer bien la reforma, no la he leído; pero obviamente estoy en favor de la legítima defensa”, expresó.

La alcaldesa recalcó que esta ley otorga a los ciudadanos la igualdad en circunstancias de peligro. “La vida de cada quien es lo más valioso, y la ley procura que esté en igualdad de circunstancias para que pueda darse que esté en peligro tu vida si alguien te quiere atacar y atenta contra tu vida, tú tengas la disposición y la oportunidad de defenderte. Entonces si se meten a tu casa gente armada que quieran robarle o incluso llegan hasta la violación o el asesinato, el dueño de la casa tiene que defender su vida y a sus familias, y la ley dice que cuando se ejecuta una acción de esa naturaleza en defensa de los que dependen de ti, hay excluyente de incriminación”, aseveró.

Por otra parte, Román Ocampo informó que el municipio no tenía registro de afectaciones por el sismo de 5 grados que se registró el pasado sábado.

“Podrían aumentar los homicidios”

Ante la aprobación de la reforma al Código Penal en Guerrero, calificando el asesinato de un delincuente en el hogar o el trabajo como legítima defensa y no castigarlo con cárcel, el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, dijo que esto podría traer un incremento en los homicidios en el estado.

En entrevista, el edil capitalino dijo tener la esperanza de que, así como se aprobó la legítima defensa, se puedan crear leyes secundarias para que se pueda regular el tipo de armas que se puedan tener en los domicilios.

Asegura que se debe de tener cuidado con que el tipo de arma usada para la defensa del hogar no sean ilícitas o de uso exclusivo de las fuerzas armadas o policíacas.

“Yo creo que permitir esto, es como estar aventando a la ciudadanía a armarse, lo que va aumentar homicidios porque a lo mejor gente escudándose en esa salvedad puede incrementarse, pero estaremos atentos para actuar en lo medido”, señaló.

Argumentó que más que darle a la gente el poder para tener algún arma en su domicilio, habría que darle al estado el poder suficiente para que haga su trabajo e insistió en que se debe tener mucho cuidado que tipo de armas deben estar permitidas para tener en los domicilios.

Cabe recordar que el pasado día jueves, de manera unánime el Congreso local aprobó el reformar el Código Penal del estado para excluir el castigo penal a las personas que asesinen a un presunto agresor dentro de su hogar, al cual consideren que pueda poner en riesgo su vida o patrimonio, por lo que será considerado como legítima defensa, sólo dentro del hogar o del trabajo.

En la argumentación de la iniciativa se dijo que la intención de esa modificación es que al juez no se le dificulte la aplicación de la ley en un caso como este, no quede duda sobre el ejercicio de la defensa legítima de la víctima “y no se cometa una injusticia por ejercer el derecho de defenderse”.

Con la aprobación de la reforma al artículo 31 del Código Penal, la legítima defensa ante un invasor dentro del domicilio no será punible y quedará a salvo el derecho de defenderse sin importar los medios “para realizar esta conducta de defensa no siendo antijurídica en caso de lesionar o privar de la vida al invasor del domicilio”.

De acuerdo con la nueva redacción del Código Penal, existirá “presunción legal de Defensa Legítima Propia, al ejercicio del derecho de defenderse; al hecho de causar daño, lesión o privación de la vida, salvo prueba en contrario, a quien por cualquier medio trate de penetrar o se introduzca sin derecho al inmueble donde se encuentre el hogar o lugar de trabajo del agente pasivo, víctima o víctimas, al de su familia, comunidad afectiva o a las de cualquier persona que tenga la obligación de defender”.