Si no aparece mi hijo, voy a enterrar sus útiles escolares o su ropa, dice un padre Foto: Especial

Si no aparece mi hijo, voy a enterrar sus útiles escolares o su ropa, dice un padre

Escrito por  Misael Damián Sep 09, 2019

Protección Civil estatal y municipal, y la Policía Municipal emprendieron sin éxito el segundo día de búsqueda del adolescente David Cantú


San Luis Acatlán, 8 de septiembre. “Si Dios no permite encontrar el cuerpo de mi hijo voy a sepultar aunque sea sus útiles escolares o su ropa al panteón de Tierra Colorada”, expresó el padre de David Cantú Cristino, de 14 años, originario de Tierra Colorada, municipio de Malinaltepec, quien el pasado 11 de agosto junto con otros familiares y amigos fue a pescar al río de San Luis Acatlán, conocido como “la poza del diablo” o “garganta del diablo”, y por un descuido cayó a las aguas y la corriente lo arrastró río adentro ante la mirada atónita de los demás, quienes no pudieron hacer nada.

Ese día, inmediatamente después de los hechos, los familiares pidieron apoyo para la búsqueda al gobierno municipal de San Luis Acatlán por la cercanía que se encuentra el río, pues está a media hora. Fueron brigadistas de Protección Civil con familiares quienes buscaron el cuerpo sin lograrlo. Este fin de semana el alcalde de San Luis Acatlán, Agustín Ricardo Morales, dio instrucciones para una segunda búsqueda, donde también participó Protección Civil estatal, y siguen sin encontrar el cuerpo.

El fin de semana, reunidos en las instalaciones de la Policía Municipal, los indígenas me’phaa Eustacia Cristino Bernardino y Bartolo Cantú Maximiliano, padres del adolescente y algunos familiares, uniformados de la Policía Municipal y Protección Civil municipal y estatal; el alcalde, después de intercambiar palabras, dio instrucciones a sus trabajadores de apoyar a Protección Civil estatal para realizar una segunda búsqueda del cuerpo.

En el lugar fue un familiar, el padre de David y su esposa, quienes se dirigieron al alcalde, dijeron que ante la pobreza el muchacho fue esa tarde a buscar pescados en el río que ocuparían para cenar o para desayunar. “Si no fuera por ello hoy estuviera en la secundaria, lamentablemente la pobreza lo llevó a buscar pescados y lo arrastró el agua”, abundó Juan Castro Castro, familiar del adolescente, quien pidió que se haga lo más humano que se pueda para encontrar el cuerpo.

Visiblemente triste, el padre pidió al alcalde seguir ayudando para que encuentre el cuerpo de su hijo, “por lo menos sus restos, sus huesitos me los voy a llevar para enterrarlo como merecemos los humanos”.

“Río Grande”, “la poza del diablo” o “la garganta del diablo”, es el río principal de San Luis Acatlán, a decir de muchos el nombre lo recibió luego que se informó que tiene grandes túneles en la profundidad.