Por inseguridad, baja matrícula escolar y cierran escuelas en Tierra Caliente: SEG Foto: Especial

Por inseguridad, baja matrícula escolar y cierran escuelas en Tierra Caliente: SEG

Escrito por  Jesús Pintor Ago 22, 2019

Los motivos son diversos: pobreza, migración e inseguridad, dice delegado educativo

Son 35 escuelas menos respecto al año anterior; 300 maestros y 4 mil alumnos ya no asistirán, indica


Coyuca de Catalán, 21 de agosto. Por motivos como inseguridad, pobreza y migración, para este ciclo escolar 2019-2020, en Tierra Caliente se registra un decremento en matrícula escolar, escuelas y plantilla docente, dio a conocer en entrevista concedida la tarde de este miércoles, el delegado educativo Juan Mondragón Torres.

El funcionario educativo detalló que con respecto al ciclo escolar anterior, se tiene programado que iniciarán labores 816 escuelas de 851; 51 mil de 55 mil alumnos y 4 mil 700 de 5 mil trabajadores de la educación, aunque en lo general no hay un número determinado, pues podrían ser mayores las cantidades, “es algo que se analizará en estos días previos al 26 de agosto”, explicó.

Si bien los nueve municipios presentan algunos problemas, cuatro son los que registran mayor agudeza en el rubro: Zirándaro, Coyuca de Catalán y Ajuchitlán del Progreso por el tema de la inseguridad, pero es en San Miguel Totolapan y Ajuchitlán del Progreso, donde se concentran la mayor cantidad de escuelas que no iniciarán labores este próximo lunes 26 de agosto, abundó.

Los datos presentados son los que se tienen contemplados aún antes del arranque del ciclo escolar 2019-2020, dijo Mondragón Torres, pues los profesores tienen la convicción de laborar pese a los conflictos que pudieran existir, sin embargo, podrían aumentar los números en escuelas, alumnos y trabajadores de la educación, “eso no se sabrá antes del lunes 26, y es que falta analizar las condiciones que podrían presentar algunas comunidades”.

De acuerdo con el delegado educativo, la situación de inestabilidad se mantiene en municipios que hacen frontera con Coyuca de Catalán así como la misma demarcación coyuquense, “por la lucha de grupos que pelean la zona, pero eso por profesionalismo no debería ser un obstáculo para que los docentes vayan a cumplir con sus obligaciones, pero tampoco se trata de arriesgarlos, si hay complicaciones, simplemente el docente no irá y podría buscarse alguna alternativa”.

En su momento, el ex delegado educativo José Inocente Rodriguez de la Paz, informó que en los nueve municipios calentanos había más de 900 escuelas que trabajaban de manera regular, al llegar Héctor Astudillo Astudillo Flores a la gubernatura y con Juan Mondragón Torres como relevo de Inocente Rodríguez, los números de escuelas eran ya de 851, número que se mantuvo al cierre del ciclo escolar 2018-2019.

Con los datos de Mondragón Torres, en tres años han cerrado casi 100 escuelas en Tierra Caliente, en la que como zona de conflicto se marcaba a Zirándaro, Ajuchitlán del Progreso, Coyuca de Catalán y San Miguel Totolapan, y aunque se ha descartado a Totolapan como libre del conflicto social por inseguridad y que obligaba a sus alumnos a emigrar, “algunas escuelas de ese lugar aún tienen algunos detalles”, dijo Mondragón Torres.

“En las zonas en conflicto nada podemos hacer porque no somos autoridad en la materia, pero sí podemos traer al compañero profesor, analizar su asunto, dejarlo un tiempo en oficinas administrativas, cambiarlo de centro de trabajo o inclusive, si hay las  condiciones, regresarlo a la escuela donde estaba”.