Tras 12 años, hoy será la primera mesa de diálogo entre mineros, gobierno y GM Foto: Raymundo Ruiz Avilés

Tras 12 años, hoy será la primera mesa de diálogo entre mineros, gobierno y GM

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Ago 19, 2019

“No vamos por todas las canicas, vamos a repartirlas”, advierte dirigente minero en Taxco


Taxco, 18 de agosto. A las 10 de la mañana de este lunes las comisiones especiales de Grupo México (GM), del Sindicato Nacional Minero y la Comisión Revisora del Contrato Colectivo del Trabajo de la sección 17 de Taxco se reunirán por primera vez después de 12 años para establecer la primera mesa de diálogo con los conciliadores en las oficinas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal (STPS), en busca de la reapertura de las fuentes laborales en la Unidad Taxco que mantiene una huelga de más de una década contra Industrial Minera México (IMMSA), anunció el secretario general de la sección 17 de mineros, Roberto Hernández Mojica, quien advirtió que “no vamos por todas las canicas, vamos a repartirlas”.

En una entrevista para La Jornada Guerrero, Hernández Mojica detalló que en esta primera mesa conciliatoria, se entregará un expediente con 12 anteproyectos: seis salariales y seis de revisión de contratos colectivos de trabajo, además de otras cosas menores.

“En la mesa, explicó, se examina primero lo que es el salario y se hace de manera general, pero con la revisión del contrato se hace un estudio artículo por artículo del contrato; cada año entregamos a la Junta federal de Conciliación y Arbitraje un anteproyecto de cada revisión y todo eso llevamos, y lo vamos examinando junto con la empresa a detalle”.

Será un paquete de aproximadamente unas 200 hojas que contendrán las demandas principales que es la revisión contractual, incremento salarial y mayores medidas protección e higiene dentro del trabajo, además de que “pediremos 100 por ciento de los salarios caídos, pero vamos a ver, qué es lo que la empresa nos ofrece”.

En su despacho dentro de las oficinas en Taxco, con un rostro pasivo expresó que en esta reunión que será la primera, se dará el agradecimiento al gobierno federal que logró el acercamiento y también mencionar que “no llevamos una bandera de agresión, sino de negociación y de flexibilidad en los casos que sean necesarios, pero exigir lo que nos corresponde”.

Siempre serio y con una seguridad en su mirada explicó que dentro del encuentro estarán en las salas conciliatorias, los abogados del GM que han llevado el proceso de la huelga, tres representantes de la dirigencia nacional de mineros y dos abogados asesores, cuatro comisionados de la sección 17 de Taxco, el secretario del Trabajo local y un servidor como secretario general y un grupo de conciliadores de la STPS”.

Para ir más a fondo, el líder minero de Taxco dijo: “La mesa de negociación para que se entienda mejor, llegamos a la junta de conciliación que nos hayan asignado, nos presentamos, personal de la STPS nos muestra a los conciliadores y después de la bienvenida, se comienza con la tarea de entregar los anteproyectos en este caso de la sección 17 y la empresa también presenta su propuesta y de ahí comienza el dialogo y el análisis de lo que ofrecen ambas partes, mientras que los conciliadores hacen las anotaciones y en su momento pueden participar, si ven que hay la disposición de alguna parte, y la otra sea renuente”.

–¿Qué tanto pueden tardar estas mesas de conciliación?

–Son muy tardadas durante el día, depende de que cómo estén las partes; el senador Napoleón Gómez Urrutia nos comentó que si la empresa llega con buena voluntad, en cuatro días se resuelve el conflicto, sin embargo si no hay una buena reacción de GM, se ampliarían las mesas por más tiempo y el proceso podría ser lento; depende de cómo haya de avance y de disposición de ambos lados y del gobierno.

Hernández Mojica advirtió que aunque habrá esta mesa, la empresa puede no asistir y todavía tiene derecho a un juicio de amparo, pero si hay renuencia, entonces el gobierno federal tendrá que emplear otra forma legal para presionar a que acuda al diálogo y bien, si no hay disponibilidad de la empresa entonces, ya se buscaría la forma de retirarle la concesión.

Tocando los altares de expedientes que tiene en una enorme mesa que sirve de escritorio, donde aparecen a su espalda trofeos, caricaturas mineras y un antiguo archivero de la sección 17, el líder minero mencionó que su salida hacia la Ciudad de México fue a las 4 de la tarde para reunirse el domingo con las partes y partir muy temprano del sindicato hacia la empresa hacia la sede donde se tiene programada la primera conversación.

También indicó que ahora primero se tiene que hacer la mesa de diálogo y posteriormente dar a conocer a la base de mineros en Taxco, el proceso que lleva y la tentativa de reapertura, pero “antes, hay fe y esperanza de nuestros compañeros de que se regresen a trabajar en un determinado tiempo, y eso es tenacidad y lucha obrera”.