Falló el programa del fertilizante gratuito, asegura Astudillo Foto: José Hernández

Falló el programa del fertilizante gratuito, asegura Astudillo

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Ago 07, 2019

Hubo insensibilidad y falta de planeación por parte de los responsables, considera

Pide el gobernador a la Federación implementar un programa alimentario emergente en el estado

Informa que este año fue menor 16% en superficie; 56% menos abono y 69% menos productores


Chilpancingo, 6 de agosto. Al vencer el plazo para la entrega del fertilizante gratuito en Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores lamentó que el programa del fertilizante “falló”, pues se impuso la insensibilidad, la ausencia y la falta de planeación y compromiso por parte de los responsables del programa. Ante la crisis que se avecina, el gobernador llamó a la Federación a implementar un programa alimentario emergente.

Este martes, el gobernador Héctor Astudillo Flores fijó una postura respecto a los resultados en la entrega del fertilizante gratuito a los productores del campo.

Astudillo, aunque reconoció que el propósito del presidente Andrés Manuel López Obrador fue socialmente bien intencionada, lamentó que quienes operaron dichas acciones “mostraron insensibilidad, ausencia de planeación y falta de compromiso con los guerrerenses más necesitados”, lo que provocó que el programa fallara.

El gobernador informó que se participó en unas 100 reuniones de trabajo en las siete regiones, en las que estuvieron el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, y el coordinador nacional del fertilizante, Jorge Gage.

Se tuvo un registro de que rebasó los 400 mil productores que hasta este día, dijo, no saben quiénes cumplieron o quienes no cumplieron con los requisitos, y tampoco se conoce el padrón de beneficiarios, y “simplemente se descalificó y se llenó de prejuicios a los que acudieron a la convocatoria de inscripción”.

Otro de los problemas que generó malestar entre los productores fue la entrega de vales canjeables por abono, que únicamente deterioró la comunicación y coordinación interinstitucional del Gobierno del Estado y los Ayuntamientos con la unidad responsable del programa federal.

Astudillo criticó “la indiferencia” de los servidores de la nación, que fueron señalados por presidentes municipales “de diferente filiación política” y campesinos de actuar con fines políticos y partidistas, sin capacitación previa y al margen de autoridades municipales y del Gobierno del Estado.

“Los servidores de la nación, sin conocimiento alguno del programa, lo operaron provocando fricciones con los productores y el propio personal de la Sader, generando otro desacato a los lineamientos de operación”, criticó.

Asimismo, reprochó que el coordinador nacional del programa, Jorge Gage, desde hace 20 días no está en Guerrero, pero frecuentemente cita en la Ciudad de México a los productores que reclaman la entrega del fertilizante.

Dichas fallas –agregó el gobernador, provocó que en Guerrero se hayan registrado 130 acciones de protesta sobre todo de los habitantes de La Montaña, Costa Chica y Centro.

“Se estima que más de 70 mil productores no han sido abastecidos con fertilizante gratuito, y se conoce que un número importante de campesinos optaron por no insistir y reclamar el fertilizante, y ya no sembrar”.

En un comparativo que hizo el gobierno del estado con el 2018, se informó que este año el alcance que se tuvo en superficie fue menor en un 16 por ciento; en volumen se entregó 56 por ciento menos fertilizante que el año pasado y se tuvo una reducción de 69 por ciento en cuanto al número de productores, por lo que existe preocupación entre los campesinos.

“Como gobernador de Guerrero manifiesto que no estoy satisfecho por el trato ni por el desarrollo de la operación del programa de fertilizante gratuito; se ha fallado al incumplir las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, en términos de que el fertilizante debería ser gratuito para todos los productores de Guerrero”, dijo.

Astudillo Flores exhortó para que no se cierre el programa y se haga un esfuerzo por terminar de entregar el fertilizante “a los auténticos productores faltantes”.

Aclaró que en el estado no hubo resistencias de personas que se opusieron al programa, más bien dijo, se expresó la inconformidad por la serie de irregularidades.

Pidió revisar de manera “escrupulosa, objetiva y transparente” el desempeño del programa y se evalúe la posible afectación a la producción de granos básicos para que se pueda plantear desde este momento un programa alimentario emergente.

Tras aclarar que el programa del fertilizante no fue ni es un tema de partidos políticos, urgió al Gobierno Federal atienda el campo guerrerense y lleguen los apoyos, pues la producción del maíz en el estado es principalmente para el autoconsumo.