Recibe suero vía intravenosa enfermero en huelga de hambre que exige su reinstalación Foto: Raúl Aguirre

Recibe suero vía intravenosa enfermero en huelga de hambre que exige su reinstalación

Escrito por  Héctor Briseño Jul 09, 2019

Acusa a delegada sindical de amenazarlo con quemar su carpa si se manifestaba

El pasado 1º de julio inició su protesta; fue despedido en 2017 junto con otros cuatro trabajadores


El enfermero Joel Hernández Gómez, quien inició una huelga de hambre el pasado primero de julio para denunciar terrorismo sindical en la Secretaría de Salud (Ssa) estatal, y exigir que le sea devuelta su plaza, comenzó este lunes a recibir suero vía intravenosa por parte de activistas, quienes han mostrado respaldo por su manifestación, la cual efectúa en el área de ambulancias del hospital general de Acapulco, en el poblado de El Quemado.

Hernández Gómez, enfermero del hospital Donato G. Alarcón, de Renacimiento, con siete años de antigüedad, al igual que otros cuatro trabajadores del sector salud en Acapulco, fue despedido en febrero de 2017, días después de recibir su plaza sindical, al manifestarse en contra de ser asignado a un centro de trabajo de otro municipio, en su caso, en Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, en la región Centro del estado de Guerrero.

Hernández Gómez enfatizó que “lo único que pido es mi reinstalación laboral”.

Hernández Gómez expresó que “no he tenido ningún contacto con autoridades, ni sindicales de la Ssa, se han mostrado insensibles en mi caso, continuaré aquí hasta ser escuchado”.

Acusó que la delegada sindical del hospital Donato G. Alarcón, de Renacimiento, Raquel Estrada Villaseñor, protegida de la secretaria general de la sección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), Beatriz Vélez Núñez, de amenazarlo con quemar su carpa, si instalaba su huelga de hambre en el hospital Donato G. Alarcón.

Hernández Gómez sostuvo que “el director del hospital de Renacimiento, Domingo Juárez, y el jefe de Recursos Humanos, Ariel Damián Terrazas Sánchez, son personas represivas”.

Hernández Gómez recordó que su expediente está en manos de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, y que también presentó su caso ante el Tribunal Contencioso Administrativo del estado de Guerrero, la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado de Guerrero, así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Hernández Gómez criticó que el nepotismo, acoso y hostigamiento laboral permean las relaciones al interior de la sección 36 del SNTSS, por lo que una vez más, pidió ser reinstalado en su centro de trabajo.