Se amparan padres de familia contra clausura escolar en sitio ajeno al plantel Foto: Raúl Aguirre

Se amparan padres de familia contra clausura escolar en sitio ajeno al plantel

Escrito por  Héctor Briseño Jul 09, 2019

Son de la escuela primaria Altamirano; están en contra de la imposición por lo oneroso

Son sólo tres los quejosos; fue acuerdo de la sociedad de padres, afirma el supervisor de la zona


Padres de familia de la escuela primaria Ignacio Manuel Altamirano interpusieron recursos legales para impedir que la ceremonia de clausura del plantel se efectúe en un salón privado.

El padre de familia Tomás Ayala Romero expresó que “hemos entablado una batalla legal, la inconformidad es porque por la imposición de que el acto de clausura se llevará a cabo fuera del plantel educativo”.

Sostuvo que existe una prohibición para los planteles educativos y autoridades escolares.

Ayala Romero puntualizó que “hay una circular emitida por la Secretaría de Educación Guerrero al inicio del ciclo escolar, la cual señala que está prohibido llevar a cabo actos de clausura en sitios distintos al plantel”.

Indicó que el objetivo es cuidar la economía de los padres de familia, que no haya gastos adicionales ni cuotas.

Enfatizó que inclusive los padres de familia presentaron una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, en contra de la maestra Olivia Barrientos Campos y el director Orlando Morales Gutiérrez, como autoridades escolares.

También pidieron la intervención del supervisor escolar de zona, lo cual no ocurrió, por lo que posteriormente recurrieron el amparo indirecto.

Ayala Romero sentenció que “el plantel está en óptimas condiciones, no nos oponemos a que la clausura se efectúe en otro lugar, la inconformidad es por la imposición, lo cual va en contra de la dignidad, el gasto es de 380 pesos por asistente, si una familia acude con cinco personas, son mil 900 pesos de gasto para la familia, incluido el egresado”.

Por separado, el supervisor escolar de la zona 002 de educación primaria, Ricardo Tacuba Parra, manifestó que son solo tres padres de familia los inconformes.

Detalló que “hace como seis meses la sociedad de padres de familia consideró que no había condiciones para realizar la clausura en la escuela, por lo que eligieron hacer una fiesta en otro lugar”.

Sostuvo que atrás de la protesta de padres de familia había “mano negra”.

Recalcó que la clausura oficial se realizó el lunes en la escuela Ignacio Manuel Altamirano, por lo que la reunión de este martes se trata de una ceremonia extraoficial, y un convivio entre padres y estudiantes.