Paran labores trabajadores de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria 01, en Tlapehuala Foto: Jesús Pintor

Paran labores trabajadores de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria 01, en Tlapehuala

Escrito por  Jesús Pintor Jul 03, 2019

Por la protesta, existe riesgo para los pobladores de Tierra Caliente, advierte dirigente

Toman las instalaciones por falta de gasolina e insumos para combatir a mosquito transmisor del dengue


Tlapehuala, 2 de julio. Trabajadores del sector Vectores, de la Jurisdicción Sanitaria 01, se declararon en paro laboral indefinido por “las condiciones infrahumanas” en que laboran, informó el delegado sindical Ezequiel Garrido Oviedo.

Los paristas, tomaron las instalaciones muy temprano por la falta de gasolina e insumos, y de paso, se detuvo la campaña de prevención y control del mosquito transmisor del dengue, y que se ha incrementado su población por la temporada de lluvias, explicaron los paristas.

El jefe jurisdiccional, Enrique Robles Romero aún no se ha acercado a las instalaciones para alguna posible solución, dijo Garrido Oviedo, pero esperaba que sucediera en el transcurso de esta semana, pues no habrían de moverse los más de 50 por ciento de trabajadores inconformes, asentó.

En estos momentos, hay un total de 16 camionetas que se encuentran varadas por falta de combustible, y que han dejado estacionadas en las calles aledañas, con la intención de que la misma población se entere de lo que sucede en materia de Salud en Tierra Caliente, explicó.

La región calentana tiene un potencial problema, dijo Garrido Oviedo, “y no queremos que sucedan situaciones indeseables, por eso los estamos dando a conocer, para que lo se mantenga un trabajo a medias”, reprochó.

Y es que con la ausencia de su trabajo, dijo, los nueve municipios calentanos corren riesgo con la sobrepoblación del mosquito transmisor del dengue, “es hora de que las autoridades sepan que lo se debe permitir que este sector de salud labore en estas condiciones”.

Los trabajadores paristas ocupan únicamente  sus instalaciones, y no molestan a los transeúntes y conductores, por lo que no incurren en afectaciones a terceros, “pero sí podemos poner en grave riesgo la salud de los calentanos, y eso no debemos permitirlo”.

Estamos mandando alertas por las formas en que trabajamos, insistió Garrido Oviedo, así que deben poner atención las autoridades para que doten de los insumos y el combustible que se requiere para el transporte de sus propias unidades, “por el bien de todos, ojalá nos hagan caso”.