El aguacate es una actividad económica importante en comunidades serranas Foto: Rodolfo Valadez Luviano

El aguacate es una actividad económica importante en comunidades serranas

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Jun 25, 2019

Son más de 200 agricultores tecpanecos dedicados a esta fruta


Tecpan, 24 de junio. Lo que comenzó como un proyecto de tres productores para salir adelante luego de las pérdidas económicas que tuvieron cuando se dañaron sus cafetales por la roya y otras plagas, 15 años después la siembra y cosecha de aguacate se ha convertido en una actividad económica importante para los habitantes de comunidades de la parte alta de la sierra de Tecpan.

Hoy en día, esa actividad agrícola ocupa a más de 200 agricultores de varias comunidades de la parte media y alta de la sierra tecpaneca, los cuales, gracias a la aceptación que ha tenido su producto, piensan en enviar su fruta a otros estados del país, e, incluso, a otras naciones como Estados Unidos y China.

En 2004, la caída en el precio del kilo de café, sumado a las plagas y enfermedades que afectaron seriamente los cafetales en varias comunidades serranas, provocaron que los agricultores se dieran a la tarea de impulsar un proyecto agrícola alternativo que les ayudara a compensar las pérdidas sufridas por el aromático, y fue en la siembra de aguacate donde encontraron mejor respuesta, aseguró Miguel Ángel Cid Rivera, uno de los productores pioneros del proyecto en la localidad de El Edén, quien abundó que la siembra de aguacate en la zona serrana inició con la participación de sólo tres agricultores, mismos que impulsaron el proyecto a través de gestiones realizadas con las autoridades estatales y federales, de las que obtuvieron respuestas positivas.

Los primeros árboles, agregó, se sembraron en las comunidades de El Edén y Puerto La Esperanza, y actualmente la producción se extiende a los pueblos de La Laguna, El Pital, Bajitos de La Laguna, Platanillo, Los Bancos, Fresnos de Puerto Rico y El Aguacate, todos ubicados en la parte alta y media de la sierra de Tecpan y de Ajuchitlán del Progreso.

En 15 años, desde que comenzó la siembra de los árboles en la zona, abundó el productor, la actividad ha generado más de 800 empleos directos, entre agricultores y cortadores, y aproximadamente 400 indirectos, entre los que se cuenta a empacadores y los choferes de los camiones que trasladan el aguacate a los pueblos de la parte baja del municipio, así como a ciudades como Acapulco, Zihuatanejo, Chilpancingo e Iguala, en Guerrero; Cuernavaca, en Morelos y Morelia en Michoacán.

En entrevista, Cid Rivera contó que cuando la producción comenzó, como en todo nuevo negocio, la desorganización hizo presa de los agricultores, ya que éstos ofrecían sus productos en varias comunidades de la parte baja del municipio, pero cuando acordaron organizarse, terminaron enviando la fruta a los mercados importantes de Acapulco y otras ciudades grandes de Guerrero, y destacó que uno de los factores que tuvieron a favor fue que los intermediarios recibieron muy bien el aguacate de Tecpan, lo que ayudó, dijo, para que entrara a los mercados importantes del estado y del país. 

Recalcó que en últimas fechas, los productores tecpanecos analizan varias propuestas para exportar su producto a Estados Unidos y a China, que es un mercado muy atractivo que se abrió recientemente para los productos mexicanos.

Manifestó que aunque en los pueblos productores se mantiene la actividad ganadera y en otros se recuperó la cafeticultura, la siembra de aguacate se ha colocado como la más importante en la zona.