Colectivo busca desaparecidos en los ceresos de La Unión y Azueta Foto: Especial

Colectivo busca desaparecidos en los ceresos de La Unión y Azueta

Escrito por  Hercilia Castro May 21, 2019

Rechaza medidas planteadas por el gobierno federal de reducir penas a responsables

Junto con personal de la CEDHG ingresaron a los penales para intentar hallar un “posible positivo”

Las visitas a ambos reclusorios tuvieron un resultado negativo, informan los integrantes del organismo


Zihuatanejo, 20 de mayo. Familiares de desaparecidos del Colectivo Minerva Bello, visitaron los Centros de Reinserción Social (ceresos) del municipio de Zihuatanejo y de La Unión de Isidoro Montes de Oca, con la intención de encontrar a sus hijos.

Desde las 7 de la mañana, los familiares, junto con el personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero (CEDHG), arribaron al Cereso en la Caravana Búsqueda de Vida para encontrar un “posible positivo” en el reclusorio.

Acerca de la caravana, el padre Filiberto Velázquez Valencio expresó que esta es la tercera jornada de búsqueda de vida en campo y es la tercera etapa que involucra dos reclusorios, el de La Unión, y el de Zihuatanejo.

Detalló que después regresarían a Chilpancingo e Iguala para buscar en las fosas que se han encontrado; “como dicen las madres, no buscamos culpables, sólo queremos a nuestros hijos”.

A pesar de que los integrantes de la Caravana Búsqueda de Vida, esperaban encontrar un desaparecido, las visitas a los reclusorios de La Unión y Zihuatanejo fueron de resultado negativo.

“Tenemos la esperanza de encontrar en este reclusorio a una persona con las mismas características y esperamos que al salir tengamos esta información”, dijo.

Prisca Arellano Rocha, tía de Omar Basilio Arellano e Isidro Vásquez Arellano, señaló que buscaba a sus niños, “estoy luchando por mis niños, no son mis verdaderos hijos, son mis sobrinitos, hijos de mi hermana, pero para mi son mis hijos porque yo mucho tiempo los tuve”.

“Vivos o muertos, yo los quiero, porque es un pedazo de mi corazón, por eso ando aquí luchando, aunque sea lo último que tenga que hacer”.

Narró que sus sobrinos desaparecieron con 10 días de diferencia, Omar desapareció el 6 de enero, tenía 24 años, e Isidro desapareció el 16 de enero, a los 26 años. En el caso de Isidro, dijo que al saber de la desaparición de su hermano, se regresó a Iguala a buscarlo. Ambos desaparecieron en la ciudad de Chilpancingo. La búsqueda, dijo doña Prisca, la iniciaron al año.

Sobre lo publicado en el Diario Oficial de la Federación sobre la Estrategia Nacional de Seguridad para acabar con la violencia donde se habla de la reducción de penas, amnistía e indulto a integrantes de grupos delictivos, Sandra Luz Román Jaimes, representante del grupo Madres Igualtecas, externó que no son las medidas correctas, “el ofrecimiento se escucha bueno pero no funciona porque esto no termina, vamos de mal en peor, ahorita te ofrecen una cosa y al rato ofrecen otra”.

“Yo siento que el gobierno debe buscar otro tipo de estrategias, no una reducción de pena de muerte cuando ya se hizo tanto mal, yo creo que no nos satisface a nosotros como víctimas, yo creo deben poner las cartas  sobre la mesa, penas más severas, si ya nos fregaron la vida, varias mamás ya se han muerto por la tortura que sufrieron, todas las personas desplazadas que hay”, dijo.

Román Jaimes, relató que en su caso lleva 7 años buscando a su hija, y derivado del dolor, ahora sufre cáncer de mama “a mí, mi salud nadie me la va a devolver, y no porque reduzcan las penas a los delincuentes voy a sanar”.

Sobre la propuesta de que los afectados perdonaran a los victimarios, dijo: “ahora sí que seré breve, ni perdón, ni olvido”.