Se manifiestan integrantes del COS en la CFE en el fraccionamiento Costa Azul Foto: Raúl Aguirre

Se manifiestan integrantes del COS en la CFE en el fraccionamiento Costa Azul

Escrito por  Patricia Rumbo May 09, 2019

Los importes en los recibos llegan hasta cuatro mil pesos, denuncian usuarios

Demandan solución a las quejas por altos cobros y mal servicio que han presentado desde 2018


Integrantes del Colectivo de Organizaciones Solidarias (COS) se manifestaron en las instalaciones de la CFE (Comisión Federal de Electricidad) del fraccionamiento Costa Azul para exigir al superintendente Juan Flores Ríos que los recibiera y diera solución a las quejas por altos cobros y mal servicio que han presentado desde 2018.

Unas 30 personas se concentraron desde las ocho de la mañana de este miércoles en el acceso al estacionamiento de la Comisión Federal de Electricidad del fraccionamiento Costa Azul para exigir que no haya  más incrementos a las tarifas de luz.

La mayoría de los afectados por los altos cobros que son de escasos recursos dijeron que los importes en los recibos llegan hasta los cuatro mil pesos cuando sólo utilizan los electrodomésticos básicos en sus casas.

Los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad procedentes del Centro, Costa Azul, Navidad de Llano Largo, Las Cruces, Renacimiento, Las Margaritas, San Agustín, Cumbres de Llano Largo, La Jardín, el área Diamante y la ruta del sol no permitieron la entrada a trabajadores de la paraestatal durante unos momentos.

Expusieron que la Comisión Federal de Electricidad les ha fallado en muchos términos porque cobran dos veces las deudas, no agiliza las peticiones de contratos y bajada de luz.

Joaquina Hernández Agüero declaró “los problemas han venido creciendo porque no nos atienden desde el año pasado, nos mandan de una sucursal a otra, no nos explican los altos cobros, quitan un medidor y vuelven a colocar otro que está alterado, esas son las inconformidades y decidimos venir a destrabar el problema poniéndonos aquí”. Flores Ríos aceptó llevar a cabo una mesa de trabajo con los inconformes cerca de las 10 de la mañana, hora a la que liberaron el acceso.