Familiares y amigos dan el último adiós al trabajador de PC de Tixtla, Saúl Mier Deloya Foto: Dassaev Téllez Adame

Familiares y amigos dan el último adiós al trabajador de PC de Tixtla, Saúl Mier Deloya

Escrito por  Dassaev Téllez Adame May 09, 2019

Durante el homenaje hacen guardia de honor diversas corporaciones municipales

El cortejo fúnebre salió de su hogar y fue encabezado por una ambulancia de la dependencia


Tixtla, 8 de mayo. El trabajador de Protección Civil (PC) de Tixtla, Saúl Mier Deloya fue despedido con honores, ya que murió en cumplimiento de su deber, cuando combatía un incendio, sus familiares y compañeros de trabajo le dieron el último adiós en las instalaciones de PC municipal.

El día martes, desde muy temprana hora, se reportó un incendio cerca de la localidad de Xaltepetla, por lo que personal de PC municipal acudieron a combatir el siniestro.

Cerca de las 9:30 de la mañana, Saúl Mier accidentalmente cayó a un barranco de casi 50 metros de profundidad, perdiendo la vida de manera inmediata.

Este martes, el cortejo fúnebre fue encabezado por una de las ambulancias de esta corporación a la que el joven brigadista de 31 años pertenecía desde hace seis años.

Dicho cortejo salió de su hogar para dirigirse hacia las instalaciones de la Secretaria de Protección Pública y Protección Civil municipal, donde era esperado para ser homenajeado, además de que se le esperaba con banderas y globos blancos.

En el lugar estuvo presente la alcaldesa perredista de este municipio, Erika Alcaraz Sosa, quien, con un emotivo discurso y el poema Carta de un ángel, para sus seres queridos, intentó levantar el ánimo de la familia y disminuir un poco el dolor de la familia.

Señaló que perder un hijo para una madre es irreparable y deja un hueco irremplazable.

También ofreció desde esta fecha todo el apoyo hacia la familia por parte del ayuntamiento.

Durante el homenaje se fueron organizando diversas guardias de honor por personal de PC, agentes de Tránsito, policías preventivos, familiares e inclusive de personal del hospital de Tixtla.

Durante el último pase de lista, el subdirector de PC municipal, Iván Flores, hizo estremecer a los presentes, cuando todos sus compañeros de trabajo y de las fuerzas castrenses, gritaron presente cuatro veces al escuchar el nombre de Mier Deloya.

Luego del homenaje, el cortejo fúnebre, al que se le sumaron las unidades de PC, Tránsito y Policía Municipal, partieron hacia el barrio de Santiago, lugar donde recordaron que pasaba las tardes con sus amigos de la infancia y donde fue recibido, frente a la iglesia de Santiago Apóstol, con música de viento y tlacololeros.

Consternada, la gente salía a la puerta, se asomaba por los balcones, no podían contener el llanto, una mujer de avanzada edad postrada en una silla de ruedas no asimilaba lo que veía, una niña preguntaba inocentemente a su madre “¿por qué se murió el muchacho?”, sin que hubiera una respuesta.

Saúl, un joven de apenas 31 años, dejó a su esposa, sus dos hijas de cuatro y un año de edad, además de su madre, que era todo lo que tenían.

Todavía fue llevado a despedirse del ayuntamiento, posteriormente a una misa de cuerpo presente en la Catedral San Martín de Tours, y pasadas las 18:00 horas finalmente su cuerpo fue entregado a la tierra, mirando hacia el espejo de los dioses.