Que la Fiscalía investigue para evitar que los delitos queden impunes: alcaldesa Foto: Raúl Aguirre

Que la Fiscalía investigue para evitar que los delitos queden impunes: alcaldesa

Escrito por  Abby Perezcano May 08, 2019

Los hechos son por la disputa entre Upoeg y Los Dumbos, asegura


La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, dijo que la Fiscalía General del Estado (FGE) debe iniciar las averiguaciones previas por los enfrentamientos en Xaltianguis, para evitar que los delitos que se hayan cometido queden impunes.

Reiteró que los hechos violentos en esa comunidad son consecuencia de la disputa entre la Upoeg y el grupo denominado Los Dumbos.

En declaraciones a reporteros al asistir a la conmemoración del aniversario de la fundación de la Comunidad Politécnica, la alcaldesa destacó que tras los enfrentamientos fueron enviados elementos del Grupo de Coordinación por la Pacificación de Acapulco, conformado por la Marina, el Ejército y las policías federal, estatal y municipal.

Añadió que los elementos fueron comandados por el capitán de la Marina que está encargado de la operatividad de la seguridad en Acapulco.

“Es lamentable, que fue estoy casi segura, que entre los dos grupos llamados Dumbos y la Upoeg. Esa es la información que tenemos”, dijo y agregó que desconocía el número de heridos y muertos que dejaron los hechos.

A pregunta de si ahora sí serán desarmados los comunitarios, señaló que habrá más seguridad y que por la tarde se reuniría con el Grupo de Coordinación para “tomar las decisiones que se tengan que tomar”.

Manifestó que era necesario que la Fiscalía General del Estado intervenga con las averiguaciones previas correspondientes, porque “hay delitos que se están cometiendo y que no pueden quedar impunes, y que debe tomar cartas en el asunto el órgano investigador”.

Román Ocampo comentó que la buscaron en la ciudad personas originarias de Xaltianguis para manifestarle que estaban preocupados porque sus familiares estaban en la comunidad, y que ella les recomendó mantenerse en sus casas y no mandar a los niños a la escuela para evitar que fueran víctimas de alguna bala perdida o que alguna persona quisiera entrar a resguardarse a alguna casa.

Al preguntarle cómo se encontraba la población de Xaltianguis, respondió que “pensar que está segura, pero obviamente el temor los tiene preocupados, porque hay familias de un lado y de otro”.

Aseguró que “las cosas se van a calmar porque ven presencia militar, del estado, como la vez pasada, que en cuanto empezaron a volar los helicópteros el enfrentamiento se paró”.

Se le preguntó si no se había reforzado ya la seguridad en Xaltianguis tras el enfrentamiento que ocurrió en abril, dijo que sí y que las cosas se calmaron y se tranquilizaron, pero “lamentablemente son dos grupos que se disputan el control de la comunidad, unos son originarios de Xaltianguis y los otros son los que llegaron de fuera y que han contado con el apoyo de algunos habitantes de Xaltianguis”.

Por otra parte, se le preguntó sobre los señalamientos que continúa haciendo el exalcalde Evodio Velázquez Aguirre, y reiteró que serán las instancias legales las que se encarguen de dar respuesta.