Sólo unas 200 personas acuden a toma de muestras de ADN: Emma Mora Liberato Foto: Fiscalía General del Estado

Sólo unas 200 personas acuden a toma de muestras de ADN: Emma Mora Liberato

Escrito por  Patricia Rumbo Abr 11, 2019

Se tiene proyectado concluir investigaciones sobre 751 cuerpos sin identificar, indica

La poca asistencia en tres municipios se debió al miedo, considera la presidenta de 751 Guerrero


Alrededor de 200 personas acudieron al llamado conjunto de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la organización Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, los días 6,7 y 8 de abril para la toma de muestras de ADN del proyecto 751 Guerrero. La poca asistencia se debió al miedo, consideró la presidenta de la asociación, María Emma Mora Liberato.

Personas de diferentes municipios del estado, familiares de víctimas de desaparición, se acercaron la semana pasada a las sedes de toma de muestras ubicadas en Acapulco, Chilpancingo e Iguala.

El proyecto 751 tiene la intención de concluir la integración de las 751 carpetas básicas de investigación, de los cuerpos sin identificar que hay en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Guerrero.

La iniciativa de Mora Liberato de reconocer los cadáveres, fue aceptada debido a que la capacidad de las cámaras frigoríficas de 150 cuerpos en Acapulco, 90 en Chilpancingo y 30 en Iguala, se encuentra superada y se busca entregar los restos a los familiares.

La primera campaña de toma de muestras genéticas, no logró la meta de asistencia de 751 familiares, informó Emma Mora.

Dijo que quizá más de 200 padres, madres, hermanos, abuelos o familiares directos fueron recibidos para la extracción que dará respuesta al vínculo.

En el puerto se practicaron 120 tomas, las 80 o más restantes se hicieron en Iguala y Chilpancingo, indicó.

“No logramos la meta, pero fue una gran labor de difusión, gente comprometida se unió a nuestra causa; lamentablemente sigue el temor de las personas, de las familias de aceptar un resultado tan difícil, en los tres municipios hubo poca asistencia”.

Señaló que lo más importante para los familiares es tener conciencia y no perder la oportunidad de saber si el ser querido buscado está entre los 751 no reconocidos, para poder darles un lugar de sepultura digno.

“Como madre, que tiene un hijo desaparecido, no es mi esperanza encontrarlo así, pero igual que todos los papás lo que quiero es encontrarlo, tener un lugar donde visitarlo y dejarle flores”.

Lamentó que durante el proceso de promoción de la campaña, en las calles y banquetas de la ciudad, la reacción social no fuera solidaria.

“Cuando estuvimos repartiendo de mano en mano la convocatoria e información, la gente nos decía: “no, no me interesa”. Pienso que es bueno que no tengan un familiar desaparecido, pero la sociedad debe apoyar a quienes estamos en esta situación, no vivir individualmente”.

Precisó que en el proceso intervinieron la Fiscalía General de la República, la División Científica de la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad Pública y la Comisión Nacional de Búsqueda, y que ahora las pruebas se encuentran en preliminares, sin fecha de entrega de resultado debido a que los protocolos de análisis requieren bastante tiempo.

El colectivo anunció que promoverán una nueva campaña, en la que se invertirá más tiempo de convocatoria para hacer crecer la asistencia y dar paz a muchas familias que lo necesitan.