Protestan enfermos renales fuera de la clínica 9 del IMSS; exigen mejor atención Foto: Raúl Aguirre

Protestan enfermos renales fuera de la clínica 9 del IMSS; exigen mejor atención

Escrito por  Abby Perezcano Abr 02, 2019

Piden cambiar las sedes subrogadas en donde reciben su hemodiálisis por la anterior

Unas 50 personas cerraron una de las entradas y bloquearon por 5 minutos la avenida Cuauhtémoc


Enfermos renales protestaron fuera de la clínica 9 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y bloquearon la avenida Cuauhtémoc para exigir una atención de calidad en su tratamiento de hemodiálisis.

Los pacientes denunciaron que desde el pasado 26 de marzo dejaron de recibir el servicio subrogado de hemodiálisis en la clínica Fresenius Medical Care, ubicada en la colonia Ejido, y empezaron a recibirlo en los hospitales privados Santa Lucía y Farallón, donde no les dan un buen servicio.

A las 9 de la mañana, unas 50 personas protestaron y cerraron una de las entradas de la clínica y posteriormente bloquearon por unos cinco minutos la avenida Cuauhtémoc. La secretaria de Relaciones Públicas de la Asociación de Enfermos Renales del Estado de Guerrero, Miriam Fajardo de los Santos, denunció que en dichos hospitales no cumplen con las medidas de higiene necesarias, ya que han detectados insectos y roedores, así como ropa contaminada y enfermeras con uniformes sucios y que comen y utilizan el celular en el área de hemodiálisis.

Además, dijo que en esos hospitales no hay nefrólogos y que no les están dando el servicio completo a los pacientes del IMSS, ya que en lugar de darles la hemodiálisis por cuatro horas, se las dan por dos horas. “Hay pacientes que están recibiendo dos horas de tratamiento cuando son de cuatro horas; entran a sesión de hemodiálisis a las 11 de la noche y salen a las 2 de la mañana, otras personas entran a las 2 de la mañana y salen a las 4 de la madrugada, cosa que nunca habíamos vivido la comunidad nefrópata del estado”.

Comentó que los 450 pacientes de hemodiálisis del IMSS dejaron de recibir el servicio en la Fresenius Medical Care por problemas legales con el Instituto, pero que en esa clínica sí recibían atención de calidad, por lo que exigieron volver a ser atendidos ahí. Dijo que ya han expuesto la problemática al delegado del IMSS en Guerrero, Francisco Hernández Torres, pero que no les daba solución. “Queremos que busquen los medios para que nos regresen a la clínica donde nosotros estábamos, la clínica que sí cumple con las normas que exigen la Cofepris y Semarnat... es una tristeza de ver cómo los enfermos renales se están deteriorando por la falta de observación médica, no tenemos médicos nefrólogos en esas clínicas, cuando en la otra clínica contábamos con uno o dos nefrólogos, médicos internistas y enfermeras con alta capacidad”.

Aseveró que en los dos hospitales privados reciben “mal trato, mala atención, no hay higiene, principalmente las estancias son sucias, no están bien equipadas, no cumplen con la norma 033 de la Cofepris y Semarnat”.

Los inconformes concluyeron su protesta alrededor de las 9:30 de la mañana, luego de ser atendidos por directivos de la delegación del IMSS.