Han disminuido los índices delictivos desde que llegué al cargo, afirma Astudillo Foto: La Jornada Guerrero

Han disminuido los índices delictivos desde que llegué al cargo, afirma Astudillo

Escrito por  Patricia Rumbo Mar 14, 2019

Rechaza el gobernador que Acapulco sea la segunda ciudad más violenta del mundo

Hace tres años los homicidios en el puerto han bajado, pasando de 13 crímenes a uno o dos, con excepciones


El gobernador del estado Héctor Astudillo Flores, declaró que los índices delictivos en Guerrero y en Acapulco han disminuido desde su llegada al cargo hace tres años y rechazó que Acapulco sea la segunda ciudad más violenta del mundo.

Astudillo Flores dijo que de acuerdo con la información y los indicadores oficiales que se le presentaban, los homicidios han bajado en este puerto, por lo cual rechazó que Acapulco ocupara el puesto número dos a nivel internacional entre las ciudades más violentas del mundo, luego de Tijuana en el primero, como lo asegura el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal que trabaja en base a tres indicadores: los indicadores seguridad, justicia y paz en México.

Entrevistado después de inaugurar la Reunión de Coordinación Operativa Región Suroeste del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), el ejecutivo puntualizó que, de acuerdo con los indicadores del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Guerrero ocupa el cuarto lugar en base al número de homicidios por cada 100 mil habitantes, por lo que no puede considerarse una de las ciudades más violentas.

Expresó que, “no podemos estar en una situación de ser la ciudad más violenta, porque en base a los números ya no es así, tampoco debo dejar de aceptar que hay indicadores que nos colocan en un lugar que requiere de atención y todos los días se da una gran batalla, pero no acepto que Acapulco sea la segunda ciudad más violenta”.

Sostuvo que desde su llegada al frente del estado hace tres años, la tasa de homicidios en el destino turístico ha bajado, pasando de registrar 13 asesinatos a sólo uno o dos, a excepción de días como el pasado lunes, cuando subió a cinco muertos.