Minimizan y bloquean actividades culturales de muralista en Atoyac Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Minimizan y bloquean actividades culturales de muralista en Atoyac

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Feb 21, 2019

Desde hace más de seis años el pintor peruano Pedro Ahuaman Gordillo enseña su arte a los alumnos de escuelas primarias y secundarias


Atoyac, 20 de febrero. Desde que llegó a Atoyac procedente de Perú, hace más de seis años, el muralista y pintor Pedro Ahuaman Gordillo dedica la mayor parte de su tiempo en enseñar las artes plásticas a la población del municipio, en especial a los menores de edad. El artista, quien fue objeto de múltiples reconocimientos en su país por las obras que realizó y representante de Perú en festivales internacionales, hoy combina sus talleres de pintura y murales con su empleo en el ayuntamiento, donde, según el escritor atoyaquense Fortunato Hernández Carvajal, es minimizado su talento y bloqueado por quienes están a cargo actualmente de la promoción de la cultura en el municipio.

El peruano asegura que ha sido víctima de hostigamiento de parte de los responsables de la cultura del gobierno municipal, “cuando a lo único a lo que me he dedicado es a enseñar lo que creo sé y me gusta hacer”, indicó.

Pedro Ahuaman es originario de la ciudad de Trujillo, en Perú. Su llegada a México se dio cuando fue designado por las autoridades de su país para representarlo en el festival Quimera en el año 2000, que se realizó en la ciudad de Metepec, en el Estado de México, representación que repitió en este país, como parte de un grupo de artistas peruanos, quienes montaron una exposición colectiva de obras en Casa del Lago, en Chapultepec, en un acto organizado por la embajada de Perú y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al año siguiente, fue invitado por las autoridades del ayuntamiento de Tenango del Valle, en el Estado de México, para efectuar exposiciones pictóricas e impartir talleres a los alumnos de varias instituciones educativas de esa ciudad. El tiempo transcurrió 10 años, desde aquella última vez en México, y en 2012 tuvo contacto, a través de Internet, con un matrimonio de Atoyac, quienes lo convencieron de visitar el municipio y meses después, debido a que tuvo varios ofrecimientos de las autoridades municipales para quedarse a enseñar su arte, se vio habitando una casa de la cabecera municipal e impartiendo sus conocimientos siempre a alumnos de escuelas, tanto primarias como secundarias de varias comunidades urbanas y serranas.

En entrevista, Fortunato Hernández, quien es el responsable de los asuntos relacionados con la Cultura, del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, lamentó la forma en que el pintor es tratado actualmente por las autoridades municipales, las cuales, dijo, pareciera como si pretendieran bloquear su actividad cultural, ya que lo limitan en cuanto a horarios de trabajo, aun teniendo en cuenta las actividades de enseñanza que realiza con la juventud, “sin dejar de mencionar el raquítico sueldo de mil 200 pesos a la quincena que gana en la administración local”, abundó.

Contó que las cosas para él eran diferentes en las dos pasadas administraciones, porque los alcaldes valoraban su talento y su intención de enseñar, sin fines de lucro, el arte del mural a los menores de edad, lo que actualmente no sucede con el nuevo gobierno, donde se nota cierta envidia o menosprecio por su actividad cultural, cuando debería ser mejor valorado, consideró.

En el palmarés del muralista está haber beneficiado a más de 2 mil menores de Atoyac, en conferencias y talleres relacionados con la pintura y el muralismo y la realización de más de 30 murales, varios de ellos en cinco instituciones educativas del municipio.