Demandan que el gobierno de Acapulco done a la SEG un predio donde se ubica un kínder Foto: Raúl Aguirre

Demandan que el gobierno de Acapulco done a la SEG un predio donde se ubica un kínder

Escrito por  Abby Perezcano Feb 20, 2019

Algunos vecinos utilizan el terreno como tendedero y para hacer fiestas, señalan

Unas 20 personas se manifestaron en el interior del ayuntamiento para hacer el planteamiento


Padres de familia del jardín de niños Antonio I. Delgado, ubicado en el andador Mangles de la colonia La Laja, protestaron en el ayuntamiento de Acapulco para pedir la donación del predio donde se ubicaba el kínder.

A las 9 de la mañana, unas 20 personas se manifestaron con cartulinas en el interior del Palacio Municipal por alrededor de media hora.

Los padres de familia fueron encabezados por la directora del kínder, Gisela Delgado Rebolledo, quien explicó que el predio donde estaba el plantel pertenece al ayuntamiento y piden que este lo done a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

Indicó que actualmente el prescolar tiene una matrícula de 15 niños que están tomando clases en el patio de un domicilio particular.

Detalló que el jardín de niños permanece cerrado desde hace tres años porque las aulas fueron demolidas con el propósito de reconstruirlas; pero ya no se llevó a cabo la reconstrucción por un dictamen de Protección Civil que ubicó al plantel como zona de alto riesgo por ubicarse sobre un canal pluvial.

Sin embargo, aseguró que el dictamen fue manipulado por vecinos del lugar que se niegan a que sea reabierto el prescolar. “Los vecinos impidieron esa obra, y de una manera manipulando un dictamen en contra de la institución porque uno de los vecinos trabajaba en el ayuntamiento y pues él movió todas las formas posible para que el dictamen fuera en contra de la construcción de las aulas”, señaló.

Gisela Delgado agregó que recientemente quiso volver a tomar las instalaciones para limpiarlas y rehabilitarlas, pero los vecinos lo impidieron porque “quieren quedarse con el predio”.

Aseguró que, aunque el plantel está sobre un canal pluvial, no corren riesgo la infraestructura ni los menores, puesto que la escuela funcionó por más de 40 años sin incidencias.

Acusó que además los vecinos se oponen a la reapertura del prescolar porque no quieren que sean tapadas sus ventanas y porque usan el predio de tendedero o para hacer fiestas. “Los vecinos se opusieron porque la construcción les iba a tapar sus ventanas, pero esas ventanas no deben estar ahí, deben de estar cerradas. Nosotros pedimos a las autoridades que resuelvan esa situación para que los vecinos ya no tengan en mente pretender adueñarse o invadir el terreno que tienen a un ladito porque ahí hacen fiestas, ahí tienden la ropa”.

La directora informó que fueron atendidos por funcionarios de la Secretaría General del ayuntamiento, quienes se comprometió a que el próximo jueves irán funcionarios de Protección Civil y de Obras Públicas a supervisar el predio.