Hiere líder a una persona que le exigió le regresara 1,500 pesos de un fraude Foto: Ricardo Almazán

Hiere líder a una persona que le exigió le regresara 1,500 pesos de un fraude

Escrito por  Ricardo Almazán Feb 20, 2019

Engañó a jóvenes con conseguirle un local en la feria de Iguala


Iguala, 19 de febrero. El autollamado dirigente de la unión de piñateros y decoristas de Iguala, también autonombrado dirigente de la organización social la Esperanza, Jorge Rubén Popoca Salgado, hirió de un balazo a una persona que le exigió que le fueran regresados 1,500 pesos de un fraude.

Jorge Rubén Popoca Salgado en varias ocasiones ha sido señalado por fraude, ha obtenido dinero ofreciendo plazas tanto en la SEG, como en el Suspeg, incluso ha “vendido” cargos en los diferentes gobiernos municipales, a pesar de las innumerables denuncias que existen, el supuesto líder ha gozado de libertad sin problema alguno.

En junio del 2017 un individuo ingresó a su casa donde también vendía piñatas y disparo 9 ocasiones, ingresando 8 balas en su cuerpo, fue salvado de morir, incluso tuvo medidas cautelares por varios meses para resguardar su integridad física.

Los locales en la Feria a la Bandera cuando son gestionados por alguna organización llegan a tener descuentos, Jorge Rubén Popoca Salgado engañó a varias personas haciéndoles creer que él tenía la comisión de poder decidir a quien dar espacios en las áreas de “El Kioskito” y “El Teatro” del pueblo, que es donde se llega a concentrar el mayor número de personas que acuden a la feria.

Un grupo de jóvenes payasos se contactaron con el supuesto líder y al sentirse con la confianza decidieron adquirir por 1,500 pesos un espacio dentro del teatro del pueblo, donde venderían refrescos, agua fresca o paletas, al llegar a la feria les dijeron que no podían instalarse por que no estaban registrados.

Llegaron al domicilio de Rubén Popoca a bordo de un taxi siendo el chofer amigo de ellos, al tocar y salir el líder le pidieron les regresara el dinero que le habían entregado, molesto por la acción de que le pedían el dinero sacó un arma de fuego y disparó contra el grupo de jóvenes, hiriendo al chofer del taxi, acto seguido se resguardó en su hogar.

Llegó la ambulancia al lugar de los hechos para llevarse al chofer herido, el proyectil impacto en su abdomen, por más de dos horas los diferentes cuerpos de seguridad que se encontraban como: la Policía Municipal, la Policía Estatal, la ministerial e incluso hasta el Ejército mexicano, resguardaban el lugar donde vive, esperando se entregara por voluntad propia.

Después de las 4 de la tarde fue cuando elementos del Ejército y la Policía Ministerial lograron entrar a la casa, para minutos después salir con Rubén Popoca Salgado el cual fue llevado a barandillas, un pequeño grupo de personas gritó consignas cuando se lo llevaban en una unidad de la policía municipal, pero no impidieron que fuera trasladado en calidad de detenido.