Imprimir esta página
Cada vez hay menos trabajo como sacador de copra en Tecpan, lamentan trabajadores Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Cada vez hay menos trabajo como sacador de copra en Tecpan, lamentan trabajadores

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Feb 10, 2019

Los productores ahora prefieren vender su coco entero, asevera Martina Rumbo

Ante la falta de empleo buscan hacer otras cosas, como trabajar en las huertas o de ayudante de albañil


Tecpan, 9 de febrero. La jornada de trabajo de Martina Rumbo Martínez comienza a las 6 de la mañana, cuando se enfila con su hijo Roberto a las huertas de Tetitlán a donde trabaja como sacador de copra, una labor que, según la mujer, cada vez es menos, porque los productores ahora prefieren vender su coco entero y van dejando atrás la venta de la copra, a pesar de que esa actividad fue la más importante en los últimos 80 años en la región y sustento de cientos de familias.

Cuando llega al terreno donde trabaja, varias gruesas de coco seco, abiertos por la mitad para que se asoleen, cubren la plancha de cemento en el centro del solar. Su trabajo consiste en sacar (de ahí la palabra sacador), la concha del interior del coco que es la materia prima de la que se extrae el aceite, que es uno de los derivados de esa fruta que Guerrero ha industrializado y comercializado por décadas.

Sin embargo, Martina asegura que de dos años a la fecha el trabajo que realiza se redujo sustancialmente, debido a que los productores voltearon los ojos a la venta de el coco entero, porque su precio es mayor, debido a que de esa manera se pueden extraer otros derivados de donde se obtiene la materia prima para elaborar otros productos como jabones, sustratos, carbón activado, champús, fibras, además de que el agua ha comenzado a ser adquirida por importantes empresas por las propiedades que tiene, de acuerdo a los resultados que han arrojado diversas investigaciones hechas por organizaciones reconocidas a nivel mundial, explicó José Manuel Acosta Romero, director general del Consejo Estatal del Cocotero (Cecoco).

De acuerdo con José Rumbo, quien encabeza varios grupos de sacadores de coco, en la comunidad de El Cerrito, en Tecpan, son varias decenas de trabajadores los que se han quedado sin trabajo paulatinamente por esa situación y se ven obligados a buscar por otra parte.

Antes, contó la sacadora, el trabajo con el coco que se bajaba de una sola huerta, se hacía en al menos cinco días; comenzaba a las 6 de la mañana y terminaba a las 6 de la tarde diariamente, a diferencia de hoy, en que, aunque el horario de trabajo es el mismo, la chamba la sacamos en dos días, porque es poco el coco que se pone a secar, ya que la mayoría se vende entero. La disminución en el trabajo, así como a Martina, ha afectado a otros trabajadores que por años se han dedicado a sacar la concha, por lo que muchos, agregó, se las han visto difícil para sostener a sus familias, porque muchos es la única actividad que saben hacer, y al no haber trabajo pues buscan hacer otras cosas, como trabajar en las huertas o de ayudante con los albañiles, donde la paga es mucho menor.