Bajo rendimiento en escuelas, no es culpa de los maestros, sostiene jubilado Foto: Raúl Aguirre

Bajo rendimiento en escuelas, no es culpa de los maestros, sostiene jubilado

Escrito por  Héctor Briseño Ene 30, 2019

Presenta un libro con nuevo modelo para educación primaria


Los maestros no tienen la culpa del bajo rendimiento en planteles escolares, sostuvo el profesor Jorge Román Ocampo, quien presentó ante medios de comunicación el libro de su autoría, Modelo alternativo de educación primaria, que se fundamenta en la promoción automática asistida, con el cual, sostuvo que se puede contribuir a abatir el rezago educativo.

Román Ocampo reflexionó que la reforma educativa implementada por el ex presidente Enrique Peña Nieto, solamente provocó la desestabilización del sector educativo en México.

Román Ocampo señaló que “hay maestros, que yo siempre he dicho que no tienen la culpa, pues hay una autoridad que es el director, y arriba hay otra autoridad que es el supervisor, y además un jefe de sector”.

Por otra parte, el docente manifestó que algunos de los problemas derivados de la aplicación de la reforma educativa, es la numerosa cantidad de jubilaciones que se registraron, además de la asignación de jóvenes maestros idóneos que fueron rechazados en los planteles, y que la evaluación tenía un carácter punitivo.

En cuanto a su planteamiento en materia educativa, Román Ocampo manifestó que el modelo que postula consiste en una propuesta humanista que tiene el objetivo de elevar la autoestima de los alumnos con problemas de aprendizaje, mediante un conjunto de acciones y medidas que hacen de la promoción automática asistida una decisión reflexiva apoyada en la técnica en los valores esenciales.

El docente retirado recalcó que el objetivo general del modelo que propone es abolir la reprobación de los alumnos en los niveles de primaria y secundaria.

Román Ocampo mencionó que el promedio de niños reprobados en Guerrero es de alrededor de 12 por ciento, lo que equivale a unos 30 mil estudiantes aproximadamente, lo cual obliga al estado a recontratar a alrededor de mil 800 maestros para atender este rezago, lo que representa 108 millones de pesos adicionales al año. Subrayó que dicho recurso podría ser utilizado en mejoramiento de la infraestructura.

Román Ocampo es maestro de carrera con 37 años de servicio, la mayoría de ellos en educación primaria, donde se ha desempeñado como profesor de grupo hasta inspector general de sector. También ha sido dirigente sindical en el estado de Guerrero.

Es egresado de la escuela normal básica Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, y licenciado por la Universidad Pedagógica Nacional.