Llama a la solidaridad en la capital la Brigada de Búsqueda de Desaparecidos Foto: Salvador Cisneros Silva

Llama a la solidaridad en la capital la Brigada de Búsqueda de Desaparecidos

Escrito por  Beatriz García Ene 28, 2019

Hace difusión de sus actividades en el Zócalo de Chilpancingo


Chilpancingo, 27 de enero. El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, e integrantes de la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos llamaron a la solidaridad y a la unión en la población chilpancingueña. Este domingo la caravana en busca de sus familiares llegó a la capital.

Cerca de las 3 de la tarde un grupo de personas de la caravana llegó a Chilpancingo para hacer difusión en espacios públicos de lo que consiste la brigada de búsqueda.

Las víctimas se plantaron fuera de la catedral de la Asunción de María frente al Zócalo de la ciudad, donde colocaron lonas en alusión a la Cuarta Brigada y manifestar que son familiares de desaparecidos y asesinados del país; además en el piso hicieron una cruz con carteles.

En entrevista, la representante del Colectivo de Familiares de Desaparecidos, Asesinados y Secuestrados del País y del Estado, Guadalupe Narciso manifestó que este domingo iniciaron las actividades en Chilpancingo, pues ya estuvieron en Huitzuco donde hicieron búsqueda.

Indicó que por la noche estaría llegando el resto de la Brigada.

Guadalupe dijo que era importante llegar antes para informar sobre los ejes que se están trabajando, entre ellos participación en la iglesia para invitarlos a que se sumen a la búsqueda y evitar continúen las desapariciones, también trabajar en las escuelas para fomentar la reconstrucción del tejido social.

Abundó que ya se habían acercado pobladores a preguntarles de sus actividades para sumarse.

“Que se sumen a la búsqueda, que se solidaricen con nosotros, con nuestro dolor, nuestro grito de angustia porque venimos a buscar a nuestros hijos. Venimos en son de paz, no venimos buscando culpables, buscamos a nuestros hijos, como estén y donde estén”, puntualizó.

María Herrera Magadaleno, originaria de Michoacán y refugiada en la Ciudad de México, quien busca a sus cuatro hijos dijo a la población que sientan que la Caravana vienen a apoyar, a ayudar, porque sabe que para donde se voltee hay mucho dolor y sufrimiento. Pidió que la gente se acercara e hicieran comunidad, y si tenían información de dónde puede haber cuerpos lo hiciera.

A las 5 de la tarde las familias de la Brigada asistieron a la misa en la parroquia de San Francisco donde fueron invitados.

A las 7 de la noche en la misa que oficia el obispo cada domingo, las víctimas asistieron.

En la homilía Salvador Rangel pidió ser solidarios con el dolor de las familias, y desde la iglesia católica apoyar, con una palabra de aliento, acercarse a ellas, y en la medida de sus posibilidades solidarizarse.