Finalizan protestas de la 51 Acción Global por los 43 en la Basílica de Guadalupe Foto: José Hernández

Finalizan protestas de la 51 Acción Global por los 43 en la Basílica de Guadalupe

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés, Beatriz García, Rodolfo Valadez Luviano y Citlal Giles Sánchez Dic 27, 2018

Para la Ceteg de Costa Grande las investigaciones sobre el caso “van muy lentas”

En Chilpancingo, organizaciones sociales reclaman la aparición con vida de los 43 normalistas


Organizaciones sociales a nivel nacional se solidarizaron con el movimiento de los padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, tras dos días de protestas en la Ciudad de México en la caravana 43 La Esperanza Renace, de la 51 Acción Global, que finalizó en la Basílica de Guadalupe.

El martes por la noche, los padres, junto a líderes de organizaciones sociales, caminaron con antorchas del hemiciclo al ex presidente de México Benito Juárez, para llegar al anti-monumento de los 43 en avenida Reforma.

Cada una de las antorchas fue acompañada por las imágenes de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala en 2014.

En la caminata se condenaron los 51 meses que han transcurrido del caso Iguala, sin que se haya logrado algún resultado.

Ahí también pidieron por la justicia de los presos políticos, los miles de desaparecidos en México, y las constantes violaciones a los derechos humanos.

La caravana 43 La Esperanza Renace comenzó el 19 de diciembre en Tixtla, Guerrero y cruzó el estado de Morelos para llegar a la capital de México, con el propósito de reclamar justicia y alzar la voz por la presentación de los estudiantes privados de su libertad.

Varias organizaciones sociales se sumaron a estas protestas, y en el anti-monumento a los 43, lanzaron consignas. Uno de los padres, Margarito Ramírez reclamó que a 51 meses no han tenido resultados y “esperamos que este nuevo gobierno los dé, poque tenemos la esperanza, pero vamos a seguir luchando para que nos den respuesta”.

Se pronunció por un alto a las desapariciones en México, y hay que seguir “manifestándonos para que no suceda lo que estamos sufriendo”.

Sin embargo, este miércoles los integrantes de la caravana avanzaron de la glorieta del barrio de Peralvillo hasta la Basílica de Guadalupe para terminar con las movilizaciones en la Ciudad de México, ya que la caravana 43 La Esperanza Renace concluye este jueves en Iguala, Guerrero.

En una de las cartulinas, que una persona portó, llevaba la imagen de la Guadalupana y al mismo tiempo la leyenda: “Dios ilumina la justicia y ve a los 43 y miles más”. El obispo Salvador Rangel Mendoza, de la Diócesis de Chilpancingo, también participó en estas acciones en las que reclamaron justicia.

En la caminata, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, le advirtió al ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, que “la cuenta está pendiente y que muy pronto sabremos la verdad”.

Mitin en la capital

A 51 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, organizaciones sociales bloquearon la avenida Lázaro Cárdenas e hicieron un mitin en el antimonumento a los 43 de la capital, para exigir justicia y esclarecimiento de los hechos en Iguala.

Cerca de las 11 de la mañana integrantes de organizaciones y organismos de derechos humanos, como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y del Centro de Defensa de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), bloquearon la avenida.

Posteriormente unos 70 integrantes de las organizaciones se colocaron en el antimonumento a los 43 normalistas, sin dejar de bloquear, efectuaron un mitin.

En su participación, el director del Centro Morelos, Manuel Olivares Hernández, indicó que seguirán manifestándose mientras no aparezcan los normalistas.

Señaló que las madres y padres que buscan a sus hijos desaparecidos “son la antorcha que ilumina la esperanza de miles y miles de familias que tienen algún integrante desaparecido”.

Recordó que en el país hay más de 35 mil desaparecidos, y que la desaparición de los 43 es lo que motivó a los familiares de otros desaparecidos se agruparan en colectivos de lucha para exigir justicia.

Dijo que el gobierno estatal sigue refrendando su postura de no dar respuesta y hacer algo para buscar a los desaparecidos, y la única esperanza es la nueva administración que preside en el país Andrés Manuel López Obrador.

Olivares Hernández indicó que todos saben que quiénes participaron en la desaparición de los normalistas son las policías Municipal, Estatal, Federal y el Ejército, y que necesitan pruebas que ayuden exigir justicia y castigo.

Abundó que los gobiernos, las policías y el Ejército están coludidos con los grupos delincuenciales.

Mientras que el secretario general de la Ceteg, Arcángel Ramírez Perulero, exigió la presentación con vida de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y de los más de 30 mil desaparecidos en el país. Dijo basta a los desaparecidos y asesinados.

Aprovechó para demandarle al secretario de Educación de Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui, para que se cumplan con acuerdos de que los alumnos tengan maestros, pues se estuvieron enviando maestros temporales en algunas escuelas debido a la reforma educativa.

Expuso que es una simulación el estar atendiendo la educación en el estado, que de esta manera no se va a salir del rezago educativo en Guerrero.

El mitin culminó cantando el himno Venceremos.

“Las cosas van lentas”

El coordinador regional en Costa Grande de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), Crescenciano Gallardo Sánchez, manifestó que existe la percepción en esa organización de que las cosas van lentas en torno al caso de la desaparición de los estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, al poco tiempo de iniciado el gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Aunque pareciera que las cosas van bien, en especial por el decreto ordenado por el actual presidente de México para la creación de una Comisión de la Verdad para el caso Ayotzinapa, por la gravedad y seriedad del asunto la Ceteg percibe que las cosas van lentas, porque después de ha pasado tanto tiempo, en el que se mantiene la exigencia para que se castigue a los autores materiales e intelectuales del crimen, aún no hay un panorama claro que explique qué fue lo que ocurrió aquella noche”, puntualizó.

En entrevista, dijo que a pesar de que hay esperanza con el decreto ordenado por el actual jefe del Ejecutivo federal, la Ceteg no abandonará las movilizaciones y protestas para demandar que el caso se esclarezca y su respaldo a los padres de los 43 que se mantienen firmes en que se dé a conocer la verdad.

Sostuvo que esa organización mantiene su respaldo al grupo de padres a 51 meses de ocurrido el crimen de lesa humanidad, y asentó que, “nosotros no quitamos el dedo del renglón y demandamos que el Estado dé a conocer la verdad de lo que ocurrió aquella noche en Iguala y sobre todo que regresen con vida los normalistas”.

Indicó que la Ceteg, en la pasada asamblea nacional popular, mantiene su llamado a las organizaciones sociales para que se sumen, como ocurrió cuando recién se registró la desaparición de los estudiantes, y se incremente la presión a las autoridades para que se investigue y se dé con los culpables materiales e intelectuales del caso ocurrido hace 51 meses, “y del que hasta hoy, hay pocos resultados”, afirmó.

Protesta en Chilpancingo

A 51 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, organizaciones sociales protestaron y exigieron al nuevo gobierno federal que se esclarezca el hecho, se encuentren a los normalistas y se haga justicia por los asesinados.

Este miércoles se cumplieron 51 meses de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, ocurrida en Iguala la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, sin que hasta la fecha se haya hecho justicia por dicho crimen.

Como cada 26, las organizaciones sociales como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) y el Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, mientras que normalistas de Ayotzinapa como padres de familia estuvieron en la movilización de la Ciudad de México.

En el mitin que se realizó en el anti-monumento a los 43, el dirigente estatal de la Ceteg, Arcángel Ramírez Perulero, manifestó que a 51 meses de los hechos de Iguala, “estamos reivindicando nuestro compromiso social por la exigencia de presentación con vida de los 43 jóvenes y justicia para los caídos”.

Confió en que el nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador se inicia un nuevo panorama político, además de que, con la creación de una Comisión de la Verdad, se tiene “altas posibilidades de que esto se esclarezca; exigimos que actúen cuanto antes, ya basta de esa tortura que están viviendo nuestros padres de familia porque son más de 4 años exigiendo justicia”

De igual forma llamó a reorganizarse desde las comunidades y escuelas para no dejar caer la democratización que actualmente se vive en el país.