Reprocha el obispo Rangel la “pasividad” oficial ante la violencia en Chilapa y la Sierra Foto: La Jornada Guerrero

Reprocha el obispo Rangel la “pasividad” oficial ante la violencia en Chilapa y la Sierra

Escrito por  Beatriz García Dic 18, 2018

Plantea que las autoridades llamen a los grupos en conflicto a firmar una tregua


Chilpancingo, 17 de diciembre. El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, criticó que hay pasividad y tolerancia de los gobiernos estatal y federal para que la violencia en Chilapa y en la Sierra no cese; y planteó que los grupos delincuenciales en disputa por territorios, como sucede en Chilapa y la sierra, deben sentarse a firmar una tregua, pongan condiciones de paz y estos sean convocados por el gobierno.

El obispo fue consultado sobre los ataques armados, balaceras, asesinatos y desapariciones que están ocurriendo en la sierra de Eduardo Neri y Heliodoro Castillo, dijo que como obispo y como Iglesia lo que busca es la paz, que haya diálogo.

Agregó que los gobiernos estatal y federal deberían llamar a los grupos en conflicto a firmar o acordar una tregua, porque ellos saben cómo presionar y cómo resolver.

Salvador Rangel abundó que se sabe quiénes son y dónde están los que están generando la violencia, y que para él lo justo es que se repartan los territorios en conflicto, que dejen entrar a los desplazados a sus comunidades en la sierra, porque son sus tierras.

“Que el gobierno apriete, ya sea federal, ya sea estatal, el que cometa ilícitos que se enfrente a la ley. Yo veo mucha pasividad y tolerancia del gobierno federal y de parte del gobierno estatal. Yo he comentado también como ha habido sucesos, lo de Aguas Blancas, lo de Iguala, de destituir a los gobernadores; para mí tienen temor de que se haga una masacre, claro que nadie está de acuerdo con esta masacre, pero se tiene que arreglar con tiempo porque esa es una bomba de tiempo”, remarcó.

Lamentó que el grupo armado que se ubica en Tlacotepec lo ha acusado de que es parcial, pero que no es cierto, porque ha hablado con todos, aunque en lo que no está de acuerdo es que hayan invadido y expulsado a personas, violentando sus derechos.

Abundó que se habla de la Guardia Nacional, de la que no está de acuerdo, porque la defensa del pueblo le corresponde a los civiles, no a los militares, estos últimos son para defender la patria.

Reprochó que la Guardia Civil la ve en varios municipios, pero sólo revisan a quienes van en la carretera, porque ya lo han parado dos veces, en lugar de ir a los sitios donde se están originando los conflictos.

Sobre el segundo ataque al Ejército, policía estatal y ministerial que hicieron civiles armados en Chilapa, donde resultaron dos personas detenidas y dos civiles muertos, señaló que “el armamento decomisado pertenece al Ejército, entonces la pregunta es ¿cómo llegaron hasta ahí?”.