La Niña ha recorrido por 40 años calles de Tecpan para vender boletos de lotería Foto: Rodolfo Valadez Luviano

La Niña ha recorrido por 40 años calles de Tecpan para vender boletos de lotería

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Nov 06, 2018

Hermelinda Serrano, de 86 años de edad, carece de prestaciones


Tecpan, 5 de noviembre. Su jornada de trabajo comienza a las 7 de la mañana cuando sale de su casa. La primera parada es en el mercado municipal. Ahí tarda aproximadamente tres horas. Después, el ayuntamiento, la oficina del Ministerio Público, los juzgados y finalmente da varias vueltas al Zócalo.

Su nombre es Hermelinda Serrano Moreno, pero todos la conocen como La Niña, quien ha dedicado más de 40 años de su vida a vender boletos de lotería a la gente de Tecpan. 

A pesar de su tenacidad, dedicación y responsabilidad su labor es una más de las que hay en el país que carece de seguridad social, seguro de vida o respaldo de las leyes que regulan el trabajo. Ella sabe, según dice, que si no sale a vender no gana para comer. 

La mujer tuvo que dedicarse a ese oficio por obligación más que por gusto, debido a que su esposo Santos Coro, murió joven y la dejó con la responsabilidad de siete hijos. Anteriormente ella se dedicaba a la elaboración de alimentos tradicionales de esta ciudad como enrollados, hojuelas, buñuelos y empanadas de leche, con lo que ayudaba a su marido para los gastos de la casa. 

Sin embargo, cuando el hombre faltó se vio obligada a buscar una manera de hacer llegar dinero con el cual sostener los alimentos, vestimenta y educación de sus hijos, –la mayoría mujeres-, por lo que aceptó la propuesta de una amiga de ayudarle a vender cachitos de lotería en las calles, a cambio de un porcentaje de la venta. 

Aceptó la propuesta, pero cuando vio que era fácil para ella ofrecer y vender los cachitos, se entusiasmó al grado de que diariamente incrementaba un determinado número de billetes a la venta del día, hasta que llegó el momento en que decidió coinvertirse en una vendedora independiente y en forma dependiente de la oficina local de la Lotería Nacional. 

Según la mujer, en la década de los años 80 el premio mayor de los sorteos cayó varias veces en Tecpan, lo que representó ganancias para ella gracias a la benevolencia de los ganadores que retribuían parte del premio a quien hizo llegar a sus manos el billete ganador. 

“Fueron varios años de esa década en los que el primer premio le cayó a gente de Tecpan, con boletos que precisamente yo les vendí, lo que no ha vuelto a suceder hasta la fecha. Es verdad que han caído premios importantes, pero no los mayores, como sucedió de 1986 a 1989”, recordó la vendedora en entrevista para La Jornada Guerrero. 

Actualmente, a sus 86 años de edad, La Niña continúa recorriendo las calles de la cabecera municipal para ofrecer sus billetes, algunos sueltos, otros por series, pero siempre con entusiasmo y alegría, como si ese optimismo lo deseara transmitir a sus compradores, en espera de que la suerte otra vez le sonría a sus clientes.