Nada justifica que el Acabús esté en quiebra, dice dirigente transportista Foto: Internet

Nada justifica que el Acabús esté en quiebra, dice dirigente transportista

Escrito por  Héctor Briseño Nov 04, 2018

Califica como excesivo pagar 16% a la empresa que vende las tarjetas de prepago

Porfirio Alvarado considera que el gobernador Héctor Astudillo Flores está mal asesorado al respecto

“Antes del Acabús, cuando teníamos nuestras propias unidades, nunca sufrimos un descalabro”, dice


No hay justificación para que la empresa del Acabús esté en quiebra, recalcó Porfirio Alvarado, accionista del sistema de transporte colectivo Acabús.

En días pasados, el director de la Comisión Técnica del Transporte y Vialidad, Miguel Ángel Piña Garibay, advirtió que el gobierno estatal tendrá que rescatar el Acabús pues el sistema se encuentra en quiebra, además de que 35 unidades permanecen descompuestas, de un total de 135.

En entrevista, este sábado, Porfirio Alvarado recalcó que 300 camiones urbanos fueron retirados de la circulación durante 2016, para dar paso al sistema de transporte Acabús.

Consideró que el gobernador Héctor Astudillo Flores está mal asesorado, y planteó que debe escuchar a los verdaderos transportistas, por el bien de la ciudadanía.

El dirigente transportista sostuvo que “al gobernador lo han hecho quedar mal”, y expresó que “se supone que el Acabús es para dar más calidad y mejor servicio, pero de 135 camiones funcionan alrededor de 100”.

Recordó que “antes del Acabús, cuando los concesionarios teníamos nuestras propias unidades, nunca sufrimos un descalabro”.

“Si un banco presta dinero es porque el negocio es rentable”

Criticó que si un banco (Banca Mifel) prestó alrededor 400 millones de pesos para la compra de unidades, es porque el negocio es rentable, pues se tuvo que hacer un estudio socioeconómico previamente, además de que se tenía previsto también dinero para la reparación de unidades y compra de refacciones.

Entre los gastos diarios del Acabús, se encuentran la amortización de las unidades, el pago del diesel, el mantenimiento, el 16 por ciento de la recaudadora y el gasto del personal.

No obstante, insistió que “no puede ser posible que el Acabús esté en quiebra”.

Especificó que el Acabús transporta alrededor de 100 mil pasajeros todos los días, cada uno de los cuales paga 10 pesos por traslado, por lo que lo recaudado asciende a un millón de pesos diarios. Señaló que incluso durante la gestión de Silvia Zapata al frente de Acabús, que opera como organismo público descentralizado, se generaban 800 mil pesos al día, y había reparto de dinero entre los accionistas, lo cual no ocurre en la actualidad.

Sin embargo, Porfirio Alvarado calificó de excesivo el 16 por ciento que se paga de las ganancias diarias a la empresa recaudadora, responsable de la venta de las tarjetas de prepago a los usuarios.

No han recibido dividendos esperados

Porfirio Alvarado señaló que las mismas familias que adquirieron acciones del Acabús, a cambio de dejar atrás sus concesiones, no han recibido los dividendos esperados.

Puntualizó que la empresa debe ser operada por un verdadero transportista.

Cuestionó que “¿cómo que el gobierno se hará cargo?, ¿pues quién lo administra?, pues el gobierno”.

Recordó que cuando operó la línea de camiones Maxirutas en Acapulco, durante aproximadamente 14 años, administrada por los propios transportistas, entre 2004 y 2016, la ruta era rentable, pues alcanzaba para pagar el costo de la unidad, las reparaciones, los permisos y el personal.

Porfirio Alvarado manifestó que “para que sea rentable un sistema de transporte es muy importante el control y la dirección; no importa el volumen de unidades, sino que sí es rentable”.

Porfirio Alvarado especificó que factores como la ausencia de frecuencia de paso, y no contar con todas las unidades en buen estado para prestar el servicio, contribuyen a que el sistema Acabús no tenga la productividad deseada.

Además de que, sostuvo, cinco rutas están produciendo pérdidas, de alrededor de 100 mil pesos diarios cada una, que son la de Zócalo-Caleta, Praderas de Costa Azul, Cumbres de Figueroa, Primero de Mayo y la Florida, al mencionar que “se pierde, no alcanza ni para el diesel”.

El transportista lamentó que la autoridad no haya puesto la atención debida a la operación del Acabús, al subrayar que “el transporte urbano es lo más importante, es la columna vertebral de un estado, un país y un municipio”.