Llama líder de la Coparmex a gobiernos a garantizar la seguridad de los ciudadanos Foto: Rubén Vázquez Santiago

Llama líder de la Coparmex a gobiernos a garantizar la seguridad de los ciudadanos

Escrito por  Héctor Briseño Oct 29, 2018

Marchan acapulqueños en la Costera para exigir que cese la violencia


El presidente de la Confederación Patronal de la República de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo A. de Hoyos Walther, expresó en este puerto su condena por el asesinato del empresario acapulqueño César Zambrano Pérez, e hizo un llamado enérgico a los tres niveles de gobierno a garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En conferencia de prensa, acompañado por socios de la Coparmex Acapulco, De Hoyos Walther exigió a autoridades que se castigue a los responsables del asesinato de César Zambrano, ocurrido la noche del viernes pasado, así como aplicar medidas de seguridad efectivas que protejan a la población. También hizo un llamado a los tres órdenes de gobierno, cada uno en el ámbito de responsabilidad, específicamente a la administración municipal, a que cumplan con su responsabilidad, de generar condiciones de seguridad para ciudadanos, pequeños y grandes empresarios, comerciantes y estudiantes en general.

El presidente de la Coparmex nacional puntualizó que “hacemos un enérgico llamado al presidente de la República y a su equipo, para que asuman su responsabilidad hasta el último día y el último minuto de su mandato, hasta el 30 de noviembre de las 12 de la noche, cumplan con esta responsabilidad primaria del Estado Mexicano, que es brindar seguridad”.

De Hoyos Walther agradeció y reconoció la intervención de las fuerzas armadas en el combate a la inseguridad.

Sin embargo, recalcó que “ya es tiempo de que autoridades civiles tomen su responsabilidad y den resultados”. Enfatizó que “tiene que tomar su responsabilidad el gobierno municipal, empezando por su titular, desde luego que también el gobierno del estado tiene que de dar mejores resultados que los que se han tenido”.

De Hoyos Walther recalcó que autoridades municipales tienen una responsabilidad irrenunciable, por su proximidad, pues deben estar atentas, para que ningún vecindario, ninguna calle, esquina, sean lacerados por quienes están pretendiendo, y de hecho lo están haciendo, cobrar piso, para que puedan operar los establecimientos.

Manifestó que “hacemos una denuncia y un exhorto a las autoridades para que no rehúyan de su responsabilidad, para que no volteen hacia otra parte, para que en cualquier rincón de la ciudad, porque todos tenemos derecho a la seguridad, no solamente las zonas turísticas, podamos los ciudadanos llevar a cabo nuestra actividad, cualquiera que esta sea, un pequeño comercio, un estudiante, un profesionista”.

Insistió en que “hacemos un llamado al presidente la República para que no se desentienda de su responsabilidad que tiene hasta el último día de su mandato, para proveer de seguridad a los mexicanos, vemos con preocupación cómo hay un abandono de la escena pública”. El presidente nacional de Coparmex manifestó que “parecería que estamos en un momento en el cual, los que están no terminan de irse, y lo que llegarán todavía no están en funciones, y en medio estamos los ciudadanos viviendo este tipo de eventos”.

De Hoyos Walther indicó que habló el pasado sábado con el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quien exigió que el crimen de César Zambrano no quede impune, que no se escatimen recursos para que se encuentren y castiguen a responsables intelectuales y materiales de este crimen, y concluyó: “estos hechos no nos van a doblegar, los empresarios en todo el país, seguiremos haciendo la parte que nos toca”.

Marcha en Acapulco

Ciudadanos de Acapulco marcharon por la avenida Miguel Alemán para exigir al gobierno que haya seguridad y se garantice la vida de los ciudadanos.

Ante la ola de violencia que este año ha dejado más de 600 asesinatos en Acapulco, personas sin filiación política ni organización social marcharon por la franja turística para hacer un llamado por la paz del puerto de Acapulco.

La mayoría de personas participaron con una camiseta blanca y un moño negro en señal de luto por las víctimas mortales que ha dejado la violencia en Acapulco y el estado de Guerrero.