Emigran jóvenes de Atoyac por falta de ingresos de cafeticultores Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Emigran jóvenes de Atoyac por falta de ingresos de cafeticultores

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Oct 28, 2018

La roya destruyó sus parcelas e inició una crisis económica, señalan productores

Sembrar café ya no es una opción importante, porque ya no da ni para comer, lamentan

En Santo Domingo hay agricultores que hace dos años no reciben el apoyo de Procampo, acusan


Atoyac, 27 de octubre. Aunque el gobierno federal y estatal han llevado a cabo acciones que han logrado rescatar los cafetales de las comunidades productores de café de la parte media y alta de la sierra de Atoyac que fueron dañados por el ataque de la roya hace cuatro años, lo que originó una crisis que afectó económicamente a 90 por ciento de los cafetaleros de ese municipio, en localidades como Santo Domingo, hay jóvenes que se ven obligados a emigrar a otros estados del país porque sus padres dejaron de cultivar el aromático y con ello se quedaron sin ingresos económicos suficientes para mantener a su familia.

Uno de esos casos es el hijo de Alba Iris Urioso Castro, cafetalera y comercializadora de café que se quedó sin su cafetal cuando el hongo llegó a la sierra. Ella, junto con su esposo, sembraba el grano y bajaban a venderlo a la cabecera municipal. Esa actividad le generaba buenos ingresos para alimentar, vestir y educar a los miembros de su familia.

Sin embargo, cuando la roya destruyó su parcela, inició para ella una crisis económica severa, según cuenta, porque el dinero dejó de entrar a la casa y de agudizaron las necesidades.

Ella asegura que actualmente, a pesar de los programas que puso en marcha el gobierno continúa la crisis entre los productores de café, quienes lentamente se van recuperando del golpe causado por la enfermedad.

“Actualmente para algunos de los que nos dedicamos anteriormente a sembrar café ya no es una opción importante, porque ya no da ni para comer. Es por eso que al igual que mi hijo, los de otros campesinos han emigrado a otros estados de la República, para buscar empleos y otras oportunidades con el fin de mantener económicamente a sus familias o porque nosotros, sus padres, ya no podemos mantenerlos”, asentó la cafetalera.

El gobierno dice y presume que ayuda a los campesinos, pero al menos en esta localidad hay agricultores que desde hace dos años no reciben el apoyo del programa Procampo, y por eso, muchos de ellos dejaron de sembrar y abandonaron sus tierras, porque carecen de recursos para invertir, y la poca ganancia que obtienen del café la usan para alimentar a sus familias, explicó la mujer.

Recordó que años atrás la siembra y venta de café fue la actividad económica que sacó adelante a cientos de familias de la sierra de Atoyac, lo que se vino abajo, primero, por la caída paulatina del precio, y segundo por el ataque se la roya, sin embargo, dijo que varios cafeticultores de la zona tienen esperanza que con el inicio del nuevo gobierno  federal que encabezará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador se apoye verdaderamente al campo y a la producción cafetalera de Atoyac, de Guerrero y del país.