No se puede excluir ni dejar de investigar ningún asesinato, dice arzobispo de Acapulco Foto: La Jornada Guerrero

No se puede excluir ni dejar de investigar ningún asesinato, dice arzobispo de Acapulco

Escrito por  Héctor Briseño Oct 22, 2018

Expresa Leopoldo González su dolor e indignación por los recientes homicidios de mujeres

Dejar un crimen en la impunidad hace un grave daño, a la víctima, a su familia y a la sociedad, señala


El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, puntualizó que no puede excluirse ni privarse de investigación ningún asesinato.

Insistió que es fundamental en todo asesinato se investigue y se llegue a la verdad, y una vez llegada a la verdad, actuar en justicia.

En la conferencia de prensa dominical, González González expresó su dolor e indignación por los más recientes asesinatos, los cuales, enfatizó que están dirigidos hacia las mujeres.

Ante dicha circunstancia, el arzobispo de Acapulco mencionó que “es fundamental que en todo asesinato se llegue a la verdad y se actúe en justicia. Todo asesinato es una grave injusticia”.

González González advirtió que dejar en la impunidad cualquier asesinato hace un grave daño, no solo a la persona victimada, sino también  a su familia y a toda la sociedad. 

Por ello, manifestó que la autoridad debe hacer el esfuerzo, llegar a la verdad de los hechos y castigar todo asesinato, y cuando se tienen otras agravantes, aumentar la pena de los culpables, lo cual, subrayó que no se trata de un acto de venganza, sino de justicia y castigo a una mala conducta.

El arzobispo de Acapulco también expresó que “hacemos un llamado enérgico a las personas que hacen el mal, a que ya dejen de hacer tanto daño”.

En otro tema, consideró que la sociedad ha perdido la confianza en las autoridades, en específico en el sistema de la denuncia anónima, por lo que la población ha dejado de denunciar delitos como robos, extorsión o secuestro.

Reveló que “lo que he escuchado en ocasiones, es que se descubrieron nexos entre las personas encargadas de recibir las denuncias y los perpetradores”.

En otro tema, el arzobispo de Acapulco expresó el rechazo de la Iglesia al aborto, y recalcó que se debe cuidar la vida humana desde la fecundación.

Manifestó que “el aborto es una violencia muy grande contra la mujer, contra su cuerpo, contra sus instintos primarios, contra sus sentimientos y emociones. Y muchas veces es también una grave injusticia contra ella, pues presionada por la irresponsabilidad paterna se mira orillada a abortar”.

Recalcó que el varón es corresponsable en la obligación de dar un acompañamiento afectivo y efectivo a la mujer que ha embarazado y a su hijo.

Sentenció que “eximir de su responsabilidad al varón es solapar actitudes machistas en contra de la mujer”.

Por otra parte, admitió que “hemos hecho poco por acompañar adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias, particularmente cuando la vida que crece en ellas ha surgido como producto de una violación o en un contexto de extrema pobreza”.