El papa Francisco tiene conocimiento de la violencia en Guerrero: Nuncio Apostólico Foto: Rubén Vázquez Santiago

El papa Francisco tiene conocimiento de la violencia en Guerrero: Nuncio Apostólico

Escrito por  Héctor Briseño Sep 12, 2018

Existen muchas expectativas en las autoridades electas de México, señala Franco Coppola

 “Los obispos son muy activos en labores de construcción de la paz; Salvador Rangel sólo lo hace público”


El papa Francisco tiene conocimiento de la violencia que azota al estado de Guerrero, señaló el Nuncio Apostólico Franco Coppola.

En visita a la iglesia de San Cristóbal, en la colonia Progreso, donde participó en la ceremonia de imposición del Palio Arzobispal del arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, Franco Coppola señaló que existen muchas expectativas en las autoridades electas de México.

Enfatizó que la iglesia está dispuesta a trabajar por el bien común con autoridades electas.

Franco Coppola manifestó que “Guerrero es uno de los estados que tanto es conocido por su problema de violencia, que el mismo papa lo conoce, cuando me habló de México, de su situación, me nombró Guerrero”.

Relató que agradeció la presencia de los sacerdotes, provenientes de diversas regiones de la entidad, en la ceremonia efectuada la mañana del martes en la iglesia San Cristóbal.

Franco Coppola resaltó que “las últimas elecciones han despertado gran esperanza, la iglesia quiere ayudar, cooperar, para que esta esperanza pueda tener éxito, para que finalmente estas llagas de México, que son la pobreza y la violencia, puedan desaparecer”.

Sin embargo, advirtió que no es algo fácil, pues no se puede pensar que desaparezca de un momento a otro, lo que es fruto de años, de decenios, de locura, de abandono, de descuido, por lo cual hay que valerse de todos los medios, mencionó.

Franco Coppola insistió que la misión de los sacerdotes católicos es la oración y la comunión, al manifestar que “nosotros no tenemos medios para resolver muchas veces los problemas, pero podemos ponerlos en las manos de dios”.

Agregó que “tenemos que estar presentes con el pueblo, del lado de la víctima, presentar su dolor al Señor”.

En mensaje a autoridades, Coppola puntualizó que “esperamos que cumplan, acabamos de salir de una campaña electoral, se hicieron muchas promesas, el pueblo ha adquirido confianza, ha dado su confianza; ahora tenemos que responder por esas esperanzas, tenemos que cumplirlas”.

Señaló que “en todo lo que es bueno estará al lado de las autoridades, la iglesia no tiene partido, no tiene autoridades más y menos queridas, la autoridad es un servicio, y la iglesia estar al lado de esos servidores públicos para que puedan realizar esta promesa y este anhelo de paz que tiene toda la población”.

El Nuncio Apostólico recalcó que los obispos son muy activos en labores de construcción de la paz, solamente que el obispo de Chilpancingo y Chilapa, Salvador Rangel, lo hace del conocimiento público a través de medios de comunicación.

Puntualizó que “un pastor tiene que ir a todas las ovejas, también a las descarriadas, a las que han perdido el camino, tiene que ir a conducirlas al buen camino, tienen que ir, es su misión”.

Previamente, durante la celebración litúrgica, el arzobispo de Acapulco, Leopoldo González, quien ahora es representante del papa en esta provincia eclesiástica, recordó la participación de la iglesia católica en atención de víctimas de violencia, a través de los centros de escucha, donde se ayuda a transformar el sentimiento de odio y venganza, y la reconversión del dolor en deseo por el bien de la sociedad. A la ceremonia asistieron además, el gobernador Héctor Astudillo Flores y la alcaldesa electa Adela Román Ocampo.