Ignora gobierno estatal sellos de clausura en zona arqueológica de Tlapa, denuncian Foto: Salvador Cisneros Silva

Ignora gobierno estatal sellos de clausura en zona arqueológica de Tlapa, denuncian

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Ago 24, 2018

Varias ONG y la regiduría de Cultura local lamentaron que se siga dañando la zona

Cicaeg hizo caso omiso de los precintos y continuó extrayendo tierra del predio protegido por el INAH


Tlapa, 23 de agosto. Organizaciones culturales que promovieron la clausura del predio en zona arqueológica denunciaron que el gobierno del estado no acató dicha clausura por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Guerrero, para detener la explotación del banco de tierra en la zona marcada como asentamiento arqueológico.

Los representantes de las organizaciones y colectivos Tlapa-Tlappan Tlachinollan, Red Tlapense de Acción y Propuesta, Grupo Tlalpalkalli, Ñu´ú-Yoo colectivo cultural independiente y la regiduría de Cultura de Tlapa, denunciaron que la Comisión de Infraestructura, Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (Cicaeg) ignoró por completo los sellos de clausura del predio donde se hacía la extracción de tierra destinada para la construcción del libramiento.

La clausura del predio se había hecho el pasado fin de semana por parte del personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, quienes atendieron la queja que organizaciones culturales y la regiduría de Cultura había interpuesto desde 2016.

Este mismo jueves el titular de la Cicaeg, Javier Taja Ramírez, acompañado del presidente municipal de Tlapa, hizo un recorrido por el tramo de tres kilómetros que comprende el libramiento para la ciudad de Tlapa, ahí se notó como las máquinas continuaban trabajando en el lugar en el que se encuentra una zona arqueológica ceremonia, denominada Amate Amarillo, registrada en 1997.

Las organizaciones lamentaron que el gobierno del estado continúe haciendo daño a una zona que es patrimonio cultural de la región y que no se vea su interés por el rescate de las zonas arqueológicas, y sí, su explotación para fines personales o partidarios.

Jorge Dávila, de la organización Retap pidió a nombre de alianza de organizaciones que el INAH intervenga cuanto antes ya que el gobierno del estado continúa destruyendo la zona arqueológica y la acción de la delegación estatal de instituto no actuó con anticipación para detener dicha explotación.