Se trabajará a marchas forzadas para que en un mes se abra Santa Prisca: Peña Nieto Foto: La Jornada Guerrero

Se trabajará a marchas forzadas para que en un mes se abra Santa Prisca: Peña Nieto

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Oct 01, 2017

Instruye el Presidente para que se agilice el seguro y se aplique en la parroquia

Por seguridad de la feligresía, las misas del domingo serán efectuadas en los atrios, informa sacerdote


Taxco, 30 de septiembre. El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró que en la parroquia de Santa Prisca se trabajará a marchas forzadas para que en un mes esté abierta para la feligresía.

En su primera visita a Taxco para conocer el problema de los 2 mil damnificados, señaló que hay parte para que se puedan resolver los problemas.

En su trayecto a la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián expresó que la parte del Infonavit será atendida y nadie quedará desamparado.

En el interior, consideró el problema e instruyó a que se agilice el seguro, para que se aplique en un templo que es del periodo barroco.

 

Parroquias cerradas, por seguridad

Este domingo las parroquias de Taxco serán cerradas y las misas se oficiarán en los atrios, debido a que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaria de Protección Civil de Guerrero (PC) no han ofrecido información concreta y segura del estado en que se encuentran los templos, informó el sacerdote de la iglesia de la comunidad de Landa, Alberto Alarcón Mota.

Señaló que se reunieron los sacerdotes del decanato de Taxco y arquitectos, donde hablaron de los efectos del sismo y la consternación social, por lo que determinaron cerrar los templos el domingo y realizar la misa a las afueras para no arriesgar a los feligreses, con la premisa de que los presbíteros encargados de las capillas valorarán si existen condiciones de abrir esos inmuebles católicos.

Alarcón Mota, dijo que algunos templos como Santa Prisca tuvieron afectaciones por el temblor y por lo tanto permanecen cerradas, sin embargo, han llegado ingenieros del INAH y la representante de ese organismo en el estado a revisar las iglesias, mientras que PC municipal hace recorridos de supervisión, “aparentemente por fuera o encima se ven bien, pero no somos expertos para determinar su estado”.

Se refirió la iglesia de Landa que representa; al asegurar que es de las más antiguas con una construcción de 1632 y que por el sismo se fracturó la torre y quedó inservible, al grado de que con otro temblor se caerá.

Las paredes de la sacristía están fracturadas y una parte del templo se inclinó y no permite abrir la puerta, se cayeron murales y existen filtraciones de agua y humedad debido a la falta de mantenimiento, ya que hace 12 años la iglesia fue restaurada parcialmente pero sólo se rellenaron grietas y el inmueble siguió afectado gravemente, narró el representante católico.

Recordó que desde su llegada al templo de Landa en 2012, acudió al INAH y varias dependencias de gobierno a notificar las afectaciones de la iglesia y recibir ayuda pero no hubo respuesta, aunado a que la gente no tiene la cultura del cuidado de su parroquia.

El presbítero Alberto Alarcón dijo que afortunadamente en Taxco no hubo pérdidas humanas, pero si quedaron varias iglesias “despostilladas”, pero de pie porque tienen el cuidado de Dios.

Dijo esperar que ahora con el cierre de los templos la gente voltee sus ojos para ver sus iglesias cerradas como en los tiempos de la persecución y se preocupen por el estado físico de los inmuebles, porque normalmente en las cuestiones espirituales los sacerdotes se preocupan mientras la sociedad se ocupa de otras cosas aparentemente espirituales pero que no lo son.

Puso como ejemplo las “donaciones” que a la gente no le duele para comprar castillos de luces y toritos en una procesión o fiesta patronal o el patrocinio de mojigangas y comilonas donde se tiene despilfarro de dinero frente a la gente que no tiene nada que comer, pero cuando se le pide recurso para restaurar las iglesias empieza el dolor en el bolsillo.

Criticó que la gente confunde la espiritualidad con la religiosidad popular y el tradicionalismo, porque en el primero caso se piensa por el prójimo que tiene necesidad, en los damnificados por el temblor o las lluvias en busca de ayudar, mientras que en la segunda situación se da más valor al regalo de cosas materiales de poco valor económico.

El padre Alarcón Mota explicó que a una obra santa la gente no acude y se niegan a participar en colectas a favor de la gente pobre dejando la responsabilidad al gobierno.

Llamó a dejar a un lado el egoísmo y trabajar en unidad con la iglesia y el pueblo para presionar y exigir más respuestas a las contingencias, además de que la gente deberá reflexionar cuando el domingo vea su templo cerrado y fracturado para reconocer lo que ha hecho o dejado de hacer por su parroquia, “Dios perdona siempre, el hombre en ocasiones, pero la naturaleza no perdona”, acotó el presbítero de la comunidad de Landa.