Califican a la actual administración de la paramunicipal como la peor Foto: Tomada del Facebook

Califican a la actual administración de la paramunicipal como la peor

Escrito por  Abby Perezcano Ago 04, 2018

Suspenden labores de forma parcial en todas sus instalaciones


 “Es la peor administración en más de 30 años que tenemos laborando en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Coagua) -antes Capama-, nunca nos habían dejado de pagar”, lamentaron trabajadores de la oficina central de esta paramunicipal, quienes suspendieron labores este viernes en todas sus instalaciones, de forma pacífica, para protestar por la falta de pago de hasta dos o tres quincenas.

En total, alrededor de 2 mil 500 trabajadores de la comisión de agua de Acapulco detuvieron de forma parcial sus actividades.

Los inconformes subrayaron que no suspenderán el servicio ni afectarán a la población, pero mantendrán el paro de brazos caídos para expresar su malestar.

Advirtieron que además de los salarios, técnicos carecen de indumentaria para efectuar labores pesadas, como de limpieza e introducirse en los drenajes sanitarios.

El conflicto financiero en esta dependencia se originó desde la administración del ex alcalde Manuel Añorve Baños (2009-2012), relataron trabajadores, y se agudizó en diciembre de 2017, ya en la administración del alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre, cuando operadores y técnicos acusaron la falta de equipamiento para buzos que se dedican a la reparación y limpieza de cárcamos, entre otras irregularidades.

Aunado a la deuda histórica del organismo con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero, estimado en alrededor de 140 millones de pesos, de acuerdo con agrupaciones de jubilados consultadas.

Apolinar Castrejón Ruano, trabajador sindicalizado desde hace 34 años, explicó que “tiene dos meses que no cumplen con el pago de la quincena en tiempo y forma”.

Castrejón Ruano aclaró que “las operaciones no están suspendidas, estamos dejando que pasen a pagar los usuarios, somos conscientes que el dinero tiene que ingresar; es un paro pacífico y no queremos afectar a la sociedad, pero queremos que el director de Finanzas le meta ganas al asunto”.

Recalcó que “queremos el salario para todos los trabajadores, no sólo para los sindicalizados, también para los de contrato y lista de raya”, y especificó que son cerca de mil trabajadores sindicalizados; y los restantes mil 500, de contrato y de lista de raya.

Advirtió que “es muy difícil la situación para quienes laboran en alcantarillas, en reparación de fugas, en agua potable, ellos se parten el alma trabajando diario, y no es justo que nos les paguen su quincena”.

Añadió que “ni al departamento de Bacheo les compran el cemento ni arena, los compañeros se meten al drenaje sin nada, ni para jabón tienen, es grave la situación; hay muchas bacterias, se pueden infectar los trabajadores; no hay mascarillas”.

El trabajador reprochó que “tengo 38 años en Capama y nunca se había dado esta situación, es la peor administración de Capama y del municipio, lo digo tajantemente”.