Padres y alumnos escuchan el mensaje de maestros que demandan la construcción de un nuevo edificio escolar de este plantel en Zihuatanejo. Padres y alumnos escuchan el mensaje de maestros que demandan la construcción de un nuevo edificio escolar de este plantel en Zihuatanejo. Foto: Jaime Ojendiz Realeño

Con bloqueos y paro, exigen revisar los planteles en Acapulco y Tecpan

Escrito por  Héctor Briseño, Rodolfo Valadez Luviano y Abby Perezcano Sep 29, 2017

Los inmuebles se dañaron con el sismo del día 19; piden los padres dictámenes

La secundaria técnica de Papanoa se afectó con los temblores de 2014 y, más, con el último

Demanda el alcalde porteño paciencia y comprensión, pues son 580 solicitudes que atender


Padres de familia de la escuela primaria Carlos Carrillo Puerto, en su mayoría mujeres, efectuaron bloqueos intermitentes en el bulevar Vicente Guerrero, uno de los principales accesos carreteros a Acapulco, durante la mañana, para exigir a autoridades educativas y de Protección Civil una revisión de sus instalaciones.

Señalaron que debido al sismo del pasado 19 de septiembre, aulas y bardas sufrieron daños estructurales, aunado al deterioro que de por sí,  presentaba la escuela.

En representación de los inconformes, Daysi Villanueva manifestó que “estamos en protesta porque nuestra escuela no han sido atendida, no nos han dado fecha para reconstruirla, hay un muro que está por caerse; nuestra escuela está en riesgo, queremos una solución”.

Explicó que “ya fue protección civil y nos dijo que el muro está en riesgo de caerse, pero no dan fecha de arreglo, y nuestros alumnos no tienen clases por ello”.

Doña Daysi señaló que, además, la pared de un salón está a punto de colapsar, así como un conjunto de salones, lo que pone en riesgo a más de 500 alumnos, debido a lo cual, tienen más de una semana que no toman clases en sus salones.

Además, padres de familia de la escuela primaria Eva Sámano de López Mateos, de la colonia Seis de enero, bloquearon durante la mañana la avenida Cuauhtémoc, frente al palacio municipal, para exigir que protección civil revise la escuela.

La directora del centro educativo, Sol María Castañeda Romero, enfatizó que “nuestra problemática no es de ahora, se ha acentuado desde 2011, cuando protección civil emitió un dictamen que el plantel es de alto riesgo”.

Detalló que en el espacio utilizado como cancha de usos múltiples se está formando un socavón.

Manifestó que “se está hundiendo, cada vez que tiembla se está formando un socavón, cuando tembló el pasado 19 de septiembre pensábamos que se nos venía encima la cancha, se hundió más”.

María Castañeda expresó que el espacio soporta una estructura pesada y no tiene un soporte que garantice su estabilidad.

Advirtió que uno de los salones de la escuela, en la que estudian 85 alumnos, presenta desprendimiento de pared.

Criticó que ya ha acudido personal de protección civil, quienes argumentan que no hay problema de riesgo en las aulas de la escuela, más que en la cancha, sin importar que es un área común del plantel.

En una de las cartulinas que portaba un niño se leía “señor alcalde, me gusta ir a la escuela pero me da miedo que se me caiga encima y me aplaste”.

Mientras que en la parte alta de Acapulco, padres de familia de la escuela primaria Vicente Guerrero, bloquearon el acceso a la colonia Morelos, en avenida Constituyentes, para exigir un dictamen que asegure que sus hijos no corren peligro en las aulas.

El director Marco Antonio Soto Solís detalló que la barda perimetral del plantel presenta un problema estructural.

Añadió que personal y padres exigen un dictamen actualizado de protección civil, pues cuentan con uno que data de diciembre pasado, por lo que temen que se hayan sumado nuevos daños a raíz del temblor del 19 de septiembre pasado.

El director criticó que las revisiones de protección civil han sido someras e incompletas, por lo que decidieron suspender labores.

Alrededor de 100 escuelas en Acapulco presentan daños debido a los recientes fenómenos naturales, así como al deterioro provocado por el abandono oficial.

Padres de familia exigen que todas las escuelas de gobierno sean revisadas y reparadas en Acapulco, y que autoridades educativas garanticen que los estudiantes no sufren riesgo en su integridad, debido a lo cual, esta semana se han presentado diversas protestas.

 

Paran labores en la secundaria técnica de Papanoa

El director de la escuela Secundaria Técnica Hermenegildo Galeana, de la comunidad de Papanoa, en Tecpan, Abelardo Ruiz Leyva, informó que los maestros decidieron suspender las labores, debido al mal estado en que se encuentran las aulas del plantel, las cuales se dañaron por los sismos que se registraron en abril y mayo de 2014, cuyo epicentro fue cerca de esa población, y se agravaron con los ocurridos en este mes.

La decisión, abundó, fue acordada por los docentes para prevenir que los alumnos sufran un accidente por el deterioro actual de las paredes y techos de los salones de clase, cuyas condiciones precarias fueron avaladas por elementos de Protección Civil estatal y municipal y del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed).

En entrevista, contó que cuando ocurrieron los temblores en 2014, dos edificios fueron dañados severamente y, a pesar de que la dirección realizó reparaciones austeras, los movimientos telúricos registrados este mes agravaron las afectaciones, al grado de que las aulas son totalmente inseguras para los estudiantes.

En los inmuebles se pueden ver cuarteaduras pronunciadas en las paredes, mientras que en los techos están las varillas expuestas y caen pedazos de loza constantemente, “lo que podría dañar a los alumnos”, alertó.

Mientras mostraba los daños en los edificios, narró que después del sismo del 19 de septiembre, la planta de docentes acordó acomodar a los menores en la cancha techada y debajo de árboles con el propósito de que las clases no se interrumpan.

 

Dice Evodio que hay 580 solicitudes de revisión de escuelas

Ante los constantes bloqueos y protestas para exigir supervisiones de Protección Civil en escuelas de Acapulco, el alcalde Evodio Velázquez pidió paciencia y compresión, pues reiteró que se han recibido alrededor de 580 solicitudes.

En conferencia de prensa, luego de una reunión privada en materia de Protección Civil con funcionarios municipales, estimó que el municipio necesitará entre 350 y 400 millones de pesos para intervenciones en escuelas tras el sismo del 19 de septiembre.

Anunció que las brigadas para revisiones de escuelas incrementaron de 15 a 30, con el fin de atender lo más pronto posible las solicitudes.

Indicó que el gobierno municipal lleva diez días levantando dictámenes, de acuerdo a las solicitudes formales que ha recibido Protección Civil.

Hasta el momento hay registradas 580 solicitudes para revisar escuelas, de las cuales se han atendido 302 con el apoyo de estructuristas, arquitectos e ingenieros de Colegios, algunos contratados y otros voluntarios, y quedan pendientes 278 revisiones.

Reiteró que se tiene hasta el lunes 2 de octubre para entregar a la federación todos los daños ocasionados por el sismo y el huracán Max en Acapulco y puedan ser tomados en cuenta en el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

 “Vamos a hacer más brigadas para entregar a más tardar el lunes los dictámenes. Es prioridad para mi gobierno atender este tema, pero también pedimos una posibilidad de ser corresponsables en estos casos extraordinarios, son una gran cantidad de solicitudes que no se tienen de la noche a la mañana, se tienen que hacer en un proceso responsable para poder dictaminar profesionalmente”.

El alcalde pidió a los maestros y padres de familia paciencia y compresión. Señaló que “hubo una semana donde no hubo clases y estuvimos esperando las solicitudes de los directivos y en una semana solamente recibimos 60 peticiones, no es posible que un lunes, porque se regresa a clases, ahora sí se tiene la demanda, y entonces tenemos que recibirla y resolverla en un día, unos minutos o unas horas. Pedimos compresión a los padres de familia”.

Recordó a los docentes que las clases pueden ser suspendidas hasta el 2 de octubre si es necesario que la escuela revisada o en caso de que haya algún riesgo para los alumnos, o en dado caso se recomendó acordonar las zonas dañadas para evitar riesgos.

Evodio Velázquez destacó que hasta el momento sigue habiendo saldo blanco en el municipio.

Informó que se publicará en un comunicado la lista de escuelas que ya han sido revisadas, para evitar que repitan solicitudes pues “a veces pareciera que el dictamen lo quieren forzosamente negativo”.