Tras quedar sepultado su plantel, tienen cinco años estudiando en uno improvisado Foto: Salvador Cisneros Silva

Tras quedar sepultado su plantel, tienen cinco años estudiando en uno improvisado

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Jun 27, 2018

Habitantes de San Miguel Amoltepec el Viejo, en Cochoapa el Grande, montaron con madera y láminas aulas provisionales ante la apatía oficial


Cochoapa el Grande, 26 de junio. Durante aproximadamente cinco años, niños indígenas na savi de la comunidad de San Miguel Amoltepec el Viejo, han tomado clases en aulas improvisadas de madera y lámina, el gobierno no cumplió con la reconstrucción de sus aulas que quedaron sepultadas por un alud de tierra durante la tormenta tropical Ingrid y el huracán Manuel en el 2013. 

Han pasado cuatro años y nueve meses desde los desastres ocasionados por los dos fenómenos meteorológicos, desde entonces, cerca de 85 niños indígenas na savi han tenido que esperar pacientes para la reconstrucción de su escuela primaria; la anterior quedó sepultada por un alud de tierra la noche del 15 de septiembre. 

Las casi 200 familias tuvieron que salir de su comunidad y empezar desde cero en otro lugar, a unos 10 kilómetros de su pueblo natal San Miguel Amoltepec el Viejo, uno de los pueblos con mayor antigüedad de la zona mixteca de Guerrero. 

Al ver la lentitud de las autoridades, los padres de familia, con todo y sus carencias económicas, se cooperaron para comprar madera y láminas para montar una escuela provisional para que sus hijos continuaran sus estudios. La escuela primaria multigrado ha funcionado así por casi cinco años, con butacas recicladas de otras escuelas cercanas. 

Dos profesores indígenas han sido los encargados de dar atención a los más de 80 niños na savi que acuden puntualmente a sus clases, pese al frío intenso, a las lluvias que inundan los salones o el insoportable calor que genera la lámina que tienen las aulas como techo. 

Jaime Arriaga, profesor y director de la escuela primaria, explicó que hubo en el 2015 una empresa que realizaría la construcción de las aulas escolares, pero que un día simplemente llegaron a recoger sus cosas e irse del lugar cuando el proceso no tenía ni cinco por ciento. 

“Es la fecha que no tenemos certeza de la construcción de nuestra escuela, sabemos que para la obra ya había sido destinado recurso del Fonden, pero la empresa llegó pero nunca inició, no sabemos qué pasó con ese recurso; lo más seguro que haya sido desviado por los funcionarios corruptos del PRI”, indicó. 

Pese a las condiciones de infraestructura y económicas de la zona indígena de La Montaña, los profesores y alumnos no dejan de dar y recibir clases. 

Los padres de familia de la comunidad han participado en diversas actividades de protesta junto con otras comunidades que tienen las mismas necesidades, pero a pesar de ello, la autoridad sigue sin dar respuesta clara del inicio de la reconstrucción de las aulas para los niños de San Miguel Amoltepec el Viejo, que han esperado casi cinco años.