Imprimir esta página
Profepa certifica a tres hoteles y al aeropuerto de Ixtapa-Zihuatanejo Foto: Tomada del Facebook

Profepa certifica a tres hoteles y al aeropuerto de Ixtapa-Zihuatanejo

Escrito por  Jaime Ojendiz Realeño May 24, 2018

Zihuatanejo, 23 de mayo. El aeropuerto internacional de Ixtapa Zihuatanejo, junto a tres hoteles de Ixtapa fueron certificados en calidad ambiental por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó el director de Turismo municipal, Juan Bureos Oliva.

Dio a conocer que con ese reconocimiento, suman 65 empresas de Guerrero dentro del Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA), de las que este destino turístico cuenta con siete.

Bureos detalló que la certificación en calidad ambiental la obtuvo el aeropuerto de Zihuatanejo, mientras que la ciclopista ecológica del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Bancomer Fideicomiso F21785 Azul Ixtapa, Hotel Azul Ixtapa y Hotel Azul Grand Ixtapa, obtuvieron certificados en calidad ambiental turística.

Con el reconocimiento, dijo que el destino compromete a la industria y empresas prestadoras de servicios para que protejan el ambiente y amplíen ganancias, “se dan ahorros en agua, energía eléctrica y reducción en la generación de residuos, para disminuir sus costos de operación”.

La Profepa solo otorga certificados ambientales cuando las instalaciones de las empresas operan en óptimas condiciones, y sobre todo que su finalidad sea mejorar a través de la auditoría ambiental.

Con los recientes nombramientos, sostuvo que Guerrero se consolida como una de las entidades con mayor número de empresas incorporadas al PNAA, mientras que el destino en total suma siete empresas con certificados vigentes.

En el destino esto repercute en que cada año las empresas “obtienen importantes ahorros en consumo de agua, energía eléctrica y emisión de contaminantes a la atmósfera, así como en utilización de materias primas en sus procesos productivos”.

A su vez, en un comunicado la Profepa exhortó a las organizaciones públicas y privadas, generadoras de bienes o prestadoras de servicios, así como a las entidades municipales, a incorporarse al programa, con la finalidad de evitar que sus actividades y procesos generen contaminación o sean un riesgo para el ambiente.