Cómo batallan las redes sociales contra las noticias falsas

Escrito por  May 24, 2018

Una de las claves para que la sociedad de un país sea crítica y culta es el acceso a la información. Asimismo, la libertad de expresión es otro elemento fundamental para que todos los individuos de un país puedan declarar sus ideas. No obstante, la posibilidad de expresar todo lo que uno desea no siempre repercute de forma positiva. Aunque sea un derecho indispensable, éste ha derivado en la divulgación de millones de noticias falsas a través de todos los medios de comunicación, sobre todo a través de Internet.

Por regla general, los usuarios pueden escribir lo que deseen en la red. Una serie de personas y robots se dedican a eliminar los contenidos inapropiados, pero acabar con todos es lento y complicado. Las invenciones de la gente se esparcen rápidamente, así que lo que empieza siendo un rumor falso que ha lanzado un usuario anónimo, puede terminar en los medios y ser considerado un hecho verídico. Normalmente, las empresas de comunicación de prestigio verifican todo aquello que escriben o divulgan, pero muchas de ellas han publicado alguna noticia falsa en algún momento.

Las redes sociales son una herramienta muy poderosa, por lo que el control sobre ellas es cada vez más exhaustivo. Los gobiernos son conscientes de ello, por lo que las usan como medio publicitario. Las cuentas personales de los políticos o los partidos no suelen ser ningún problema, pero los anuncios masivos para que la gente vote a uno u otro lo son. Uno de los escándalos más extendidos ha sido el de la divulgación de los datos de 50 millones de personas inscritas en Facebook. Cambridge Analytica había recopilado estos datos sin el permiso de los usuarios con el objetivo de crear un programa informático que pudiese manipular a los votantes.

Así pues, las noticias y publicaciones falsas, ya sean para boicotear o incentivar una campaña, resultan perjudiciales en las redes sociales. México, de cara a sus próximas elecciones del 1 de julio, ha dado un paso más allá para asegurarse de que este fenómeno no cause problemas. El Instituto Nacional Electoral ha firmado varios acuerdos con redes sociales para que se difunda el máximo posible de información oficial. De este modo, se espera que las noticias reales opaquen la mayoría de las falsas y los votantes no se vean manipulados por medios irresponsables o publicaciones virales sin fundamento.