Acusan a trabajadora social de hospital de Azueta de intimidación Foto: Hercilia Castro

Acusan a trabajadora social de hospital de Azueta de intimidación

Escrito por  Hercilia Castro May 11, 2018

Amaga con contrademandarme por difamación, dice Charleen Alexandra Zamora

El director mandó a Isabel para que me digan que retire la demanda, señala la madre de menor fallecido

No busco dinero, sino justicia por la muerte de mi hijo y no voy a levantar la acusación, asegura


Zihuatanejo, 10 de mayo. Familiares del menor fallecido Franksoa Zamora Olea por supuesta negligencia médica, denunciaron que fueron intimidados por la trabajadora social del Hospital General Bernardo Sepúlveda Gutiérrez para que retiren la denuncia por ese hecho que implica al director Víctor Echeverria Aquino y a las médicas pediatras Carolina Salgado y Sugeyli García Terrones.

Charleen Alexandra Zamora Olea, madre del menor fallecido en el hospital general, señaló que esta mañana la trabajadora social Isabel Radilla García fue a intimidar a su familia a su centro de trabajo en las oficinas del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo (Fibazi), diciendo que el nosocomio va a contrademandarla por el delito de difamación a las pediatras y la institución.

Además, de que el pasado 8 de mayo previo de la marcha por exigencia de justicia para la muerte de Franksoa, dos veces le hablaron del hospital para querer negociar el deceso, por lo que ella se negó.

Recordó que hace 10 días, su hijo de 3 años fue ingresado a ese hospital por una tos, y a las 15 horas falleció por una supuesta negligencia médica.

Señaló que el director del hospital, “El director mandó a Isabel a ver a mi prima para que me digan que retire la demanda porque ellos tienen influencias, me quiere intimidar para que no exija justicia”, dijo.

Por su parte, Fausto Olea Villa, tío del menor señaló que el director les dio la espalda cuando lo buscaron para quejarse de la atención.

Recordó que Radilla García fue presidenta municipal del PRD, y calificó como una actitud baja que fuera a intimidar a su sobrina.

Señaló que parte de la negligencia fue la atención tardía al menor, además de que no se le administraron los medicamentos pedidos por el mismo nosocomio.

“¿Tuvieron que pasar 10 minutos después del paro del niño para que lo atendieran?, Y todavía decirme que no llore porque puedo tener más, eso no se vale”, dijo Zamora Olea.

La madre del menor recalcó que no busca dinero, sino simplemente justicia por la muerte de su hijo que no fue atendido debidamente “Desde aquí le digo al director, que no voy a levantar la denuncia, que estamos buscando justicia”.