Protestan en la Coddehum los familiares de policías de la capital Foto: Internet

Protestan en la Coddehum los familiares de policías de la capital

Escrito por  Arturo de Dios Palma Ene 23, 2018

Exigen que la Fiscalía defina la situación jurídica de los agentes municipales

Reclaman que si un elemento salió culpable, no significa que todos deban pagar por eso

Denuncian ante el ombudsman que están siendo hostigados e intimidados por el gobierno estatal


Chilpancingo, 22 de enero. Familiares de policías municipales de Chilpancingo que están siendo investigados por la Fiscalía de General de Estado (FGE) por su presunta participación en la desaparición de cinco jóvenes y el asesinato de dos más, protestaron en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum). 

La mañana de este lunes, un grupo de familiares, la mayoría mujeres, protestaron en la entrada de la Coddehum. Los familiares exigieron a la FGE defina la situación jurídica de los agentes; además pidieron que el gobierno del estado los deje de hostigar e intimidar. 

“No todos los policías son malos, no es justo que por el hecho de que un agente haya salido con culpa, por ello paguen todos”, dijo un familiar. 

Los familiares contaron que los agentes municipales se encuentran acuartelados desde el pasado 4 de enero, y que cuando les permiten ir a sus casas son custodiados por policías estatales o federales. “La verdad tenemos mucho miedo porque nuestros esposos y nosotros hemos recibido amenazas”, dijo una mujer. 

El grupo de familiares protestó con pancartas en las manos, una de ellas tenía un mensaje contra el empresario Pioquinto Damián Huato, quien fue el primero en denunciar la presunta participación en la desaparición de siete jóvenes. Otra más decía: “Mi papá no es un asesino”. 

Los familiares pidieron al presidente de la Coddehum, Ramón Navarrete Magdaleno, su intervención; en respuesta se comprometió asistir al cuartel para verificar las condiciones en las que se encuentran los 109 agentes retenidos. También, Navarrete Magdaleno les informó que el caso de la Policía Municipal ya lo está investigando la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). El pasado 4 de enero, la Policía Estatal, la Federal y el Ejército tomaron las instalaciones de la comandancia de la Policía Municipal. 

Desde ese día, agentes estatales tienen el control de la seguridad en la capital. Hasta el momento, sólo se encuentra en proceso el policía Nicolás “N” y los 109 agentes restantes está encuartelados y en investigación. 

Este domingo, el secretario de Seguridad Pública de Chilpancingo, Esteban Espinosa Montoya, renunció al cargo. 

En un comunicado, Espinosa Montoya informó que le entregó al presidente municipal, Jesús Tejeda Vargas, su renuncia de carácter irrevocable al cargo de secretario de Seguridad Pública.