Dejan en manos de Dios las consecuencias de concentraciones religiosas en Xochistlahuaca Foto: Especial

Dejan en manos de Dios las consecuencias de concentraciones religiosas en Xochistlahuaca

Escrito por  Misael Damián Ene 25, 2021

En Cozoyoapan, se festejó a San Sebastián Mártir porque el pueblo así lo decidió, explica comisario Tito Santiago


Xochistlahuaca, 24 de enero. Durante casi toda la semana pasada hubo aglomeraciones de gente en Cozoyoapan, en el municipio de Xochistlahuaca; el miércoles fue el día que la localidad recibió a cientos de amuzgos y personas de otras partes.

En estos días el tianguis sigue; las personas asisten a pesar de la pandemia de Covid-19; fueron por la fiesta en honor a San Sebastián Mártir.

En entrevista con el comisario municipal del pueblo, Tito Santiago López, deslindó a las autoridades municipales, estatales y federales de lo que pueda ocurrir posteriormente en cuanto a los contagios y muertes, ya que fue acuerdo del pueblo, dijo.

Comentó que dado a que Cozoyoapan siempre ha sido un pueblo de tradiciones, se acordó mediante una asamblea comunitaria el 3 de enero pasado, en la que asistieron autoridades de la Iglesia, autoridades comunitarias y población en general de la comunidad que la feria en honor a San Sebastián Mártir se llevaría a cabo, esto, pese a que las autoridades municipales no están de acuerdo y se han negado a participar en dichas festividades.

En la mencionada asamblea se firmó un documento en el cual estipulan que se deja en manos de Dios la fiesta, y la feria se llevaría a cabo como años atrás; también refirió que no están en contra de las autoridades, pero que esto es una necesidad del pueblo, ya que las autoridades vayan o no a trabajar reciben sus quincenas, y el pueblo debe salir a trabajar, por lo que prefieren morir trabajando que morir de hambre.

Por último deslindó al gobierno municipal que preside Daniel Sánchez, de lo que pudiera suceder en el municipio de Xochistlahuaca, pues este gobierno ha realizado campañas de concientización y prevención del Covid-19, pero debido a los usos y costumbres el pueblo determinó que se deben hacer valer sus derechos y se llevaría a cabo la feria.

Lo mismo pasó en la fiesta por el Día de Muertos, el ayuntamiento había anunciado el cierre del panteón para evitar contagios de Covid-19; sin embargo, en esa ocasión un grupo de personas se organizó e invitó la población de Xochistlahuaca asistiera al panteón municipal a festejar a sus fieles difuntos y, para que esto fuera posible quitaron las rejas de la entrada, dejando libre el paso a toda persona. No hicieron caso al alcalde a pesar que éste en transmisiones en vivo les recalcaba que había mucho contagio en el municipio amuzgo.